La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

Etiketak: , , , , , , , , , ,

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

El uso del gas natural como combustible sigue aumentando notablemente entre las navieras. Y es que el uso del GNL, energía limpia y sostenible, tiene una repercusión inmediata en la calidad del aire y el efecto invernadero, puesto que reduce un 30% las emisiones de carbono (CO2), un 85% el dióxido de nitrógeno (NOx) y elimina totalmente las emisiones de azufre y partículas. El GNL es, sin duda, uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente.

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

 

Y, por supuesto, las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) tienen mucho que ver al respecto, ya que garantizan el suministro de GNL en la Península en el deseado futuro basado en combustibles limpios y además, contribuyen a esta estrategia que impulsa la utilización del GNL como combustible limpio.

Proyectos ecoeficientes

Desde hace tiempo, cada vez más compañías de cruceros están propulsando sus barcos con este combustible alternativo, y están equipándose con maquinaria de nueva generación propulsada con GNL. Es por ello por lo que este combustible está adquiriendo mayor protagonismo, y es posible que se convierta en el combustible por excelencia del transporte marítimo.

Otro de los ferrys de la naviera Balearia –líder en el transporte de pasaje y carga en las conexiones con Baleares-, que navegará utilizando GNL es el ferry Bahama Mama. Baleària -pionera a nivel mundial en el uso de gas natural- está remotorizando este ferry e incorporando novedades tecnológicas para convertirlo en un smartship. Todos los trabajos se están llevando a cabo en el astillero Gibdock de Gibraltar.

Para llevar a cabo las operaciones de remotorización y remodelación, las instalaciones gibraltareñas han tenido que colocar dos tanques de almacenaje de gas de 140 metros cúbicos, cada uno en la zona de popa de la cubierta superior de la nave, tras lo cual se adaptarán sus motores para que puedan ser propulsados por GNL. Este cambio de combustible proporciona grandes beneficios: dejará de emitir 9.257,34 toneladas de CO2 y 885,13 de NOx al año, eliminando por completo las emisiones de azufre y partículas, así como reduciendo los niveles de ruido de funcionamiento en un 50%.

Con vistas al futuro

Balèaria tendrá en 2020 nueve buques propulsados con este combustible y está inmersa en proyectos que le permitirán disponer de más buques navegando a gas en los próximos 2 años. Durante 2020 se llevarán a cabo otras tres remotorizaciones: en el buque Martin i Soler, Sicilia y Hedy Lamarr.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude