El GNL, eje de la estrategia de seguridad energética europea

Etiketak: , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

El gas natural licuado (GNL) es uno de los ejes de la estrategia de seguridad energética de la Comisión Europea, que persigue dos objetivos: anticiparse a las posibles interrupciones del suministro de energía y equipar a la UE para la transición energética mundial.

GNL, eje de la estrategia de seguridad energética europea. Bahia de Bizkaia Gas

Europa es el mayor importador de gas natural del mundo, sin embargo desde la Comisión liderada por Juncker creen que sigue habiendo grandes disparidades a nivel regional en el acceso al GNL. Por eso han planteado una serie de medidas que persiguen, entre otras cosas, equiparar esa vía de combustible entre los diferentes países miembros.

Con estos consejos, la UE pretende controlar la demanda energética, aumentar la producción de energía en el viejo continente y desarrollar un mercado interior de la energía efectivo y diversificar las fuentes.  Para ello, la Estrategia de la Unión de la Energía toma como referencia cuatro grandes puntos.

El gas natural licuado (GNL) y el almacenamiento de gas

El ejecutivo liderado por Juncker propone mejorar el acceso al GNL de todos los países miembros. Para ello propone la construcción de las infraestructuras necesarias para tal fin y la identificación de los proyectos necesarios para acabar con la dependencia de una sola fuente  de determinados países y reforzar la seguridad energética. En realidad, la CE estima suficientes las actuales infraestructuras, pero no su distribución, por lo que centra su estrategia en el desarrollo de las infraestructuras de conexión entre los diferentes países.

Reglamento sobre seguridad energética y suministro de gas

Con el fin de anticiparse a posibles interrupciones del suministro de gas, como las que se produjeron en 2006 y 2009, la Comisión Europea propone pasar del enfoque nacional al regional con el fin de que se garantice el suministro. Además, plantea un “principio de solidaridad” entre los estados miembros, con el fin de garantizar el suministro de los hogares y los servicios sociales básicos.

Acuerdos intergubernamentales en el sector de la eenergía

La CE aboga por que los acuerdos intergubernamentales entre Estados miembros y otras naciones en materia de energía sean más transparentes.

Estrategia de calefacción y refrigeración

La calefacción y la refrigeración de edificios consumen gran parte de la energía de la UE. Por eso, desde la Comisión quieren eliminar los obstáculos a la descarbonización en los edificios y la industria, así como potenciar el uso de energías renovables y la eficiencia energética.

Beneficios para el sector gasista español

Con las medias propuestas desde la Comisión, España se convertirá en una pieza importante en los mercados de GNL ya que, con un tercio de la capacidad total de regasificación de Europa, va camino de convertirse en una de las principales puertas de entrada del gas a Europa.

Estas medidas junto con el aumento del consumo del gas natural vaticinado por Agencia Internacional de la Energía (AIE), una quinta parte del cual será en forma de GNL, hacen mirar con muy buenas perspectivas el futuro inmediato de las plantas regasificadoras como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) que, gracias a la ampliación de la interconexión gasista con Francia a través de Irún, podría convertirse en uno de los  actores principales del nuevo tablero gasista europeo y contribuir a aumentar la seguridad energética.

Desde la AIE se asegura que hasta 2040 el crecimiento del consumo del gas será en torno al 50% hasta alcanzar los 5.200 bcm, situándose a la par de otras fuentes energéticas como el carbón o el petróleo. Además con la reducción de emisiones de CO2 acordada en la COP21 de París, el gas natural junto con las energías renovables es una dos de las mejores opciones para frenar el calentamiento global y mejorar la calidad del aire.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude