Cogeneración con gas, esencial para la competitividad y la eficiencia de la industria

Etiketak: , , , , ,

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

La cogeneración a gas proporciona grandes ventajas a sectores como la industria química, la siderurgia o la alimentación, ya que reduce el consumo de energía y aumenta la eficiencia de los procesos. Pero sus beneficios van más allá de las propias empresas y se extienden a toda la sociedad: reduce la necesidad de importación de energía primaria del exterior y evita la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Cogeneración con gas, esencial para la competitividad y la eficiencia de la industria

Se llama cogeneración a la generación de energía eléctrica y calor útil en un mismo proceso y su principal virtud es la eficiencia. Por un lado, se genera el vapor o el agua caliente necesaria para procesos productivos como los que se dan en la industria papelera, la industria alimentaria, la química la cerámica.  Por otro, la energía eléctrica generada en el mismo proceso se puede consumir en las propias instalaciones (con el consiguiente ahorro económico) o incluso verterse en la red eléctrica para su consumo en el entorno local.

Beneficios económicos y medioambientales

La cogeneración a gas tiene un gran impacto en la competitividad de las empresas, ya que no solo aumenta la eficiencia de los procesos, sino que reduce el consumo de energía primaria y agua. En este sentido, se calcula que permite un 30% de ahorro en energía primaria y ahorra anualmente la importación de 13 millones de barriles de petróleo.

Por otro lado, la cogeneración aumenta la estabilidad y la flexibilidad del sistema eléctrico y contribuye a reducir el precio de la energía en los mercados, tanto de gas como de electricidad, lo que se traduce en ahorro para los consumidores, no solo industriales sino también domésticos.

En la parte medioambiental, se reducen notablemente tanto las emisiones contaminantes como los gases de efecto invernadero, con un ahorro estimado de ocho millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

El hecho de que el consumo eléctrico se produzca en el mismo punto donde se genera o cerca, es otra de las grandes ventajas de la cogeneración, ya que evita las pérdidas de energías que se producen en la distribución de energía. Además, hace innecesaria la construcción y mantenimiento de grandes infraestructuras para el transporte de energía.

En España, las industrias cogeneradoras son responsables de la fabricación del 20% del PIB industrial nacional y son responsables de 200.000 empleos directos. Además, contribuyen enormemente a la exportación, ya que el 50% de los productos en cuyo proceso interviene la cogeneración se exportan al exterior.

Sectores cogeneradores

El principal sector cogenerador en España es la industria alimentaria con un 18% del total, seguido de la industria papelera (17%), la industria química (15%) y el sector residencial y comercial (10%). En total, las industrias generadoras representan un 5% de la electricidad que se consume anualmente en España y a la vez genera un 11% del consumo global.

Por otro lado, para el sector gasista, representa uno de los sectores de mayor consumo, con un 20% del gas natural que se comercializa y unas compras estimadas de 2.000 millones de euros anuales. Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el gas natural fue en 2018 el primer aprovisionador de las centrales de cogeneración, con un 63% del total. La energía generada a partir del gas alcanzó 27.945.227 MWh, un 84% del total aportado por los cogeneradores.

¿Y el futuro?

En el camino de la Unión Europea hacia la una economía neutra en carbono, la cogeneración está posicionada en un lugar privilegiado, ya que en lugar de gas natural (un combustible ya de por sí con menores emisiones que el carbón y el gasóleo) es perfectamente compatible con el uso de gas renovable. De este modo, la industria cogeneradora estaría en disposición de contribuir a alcanzar la neutralidad climática en 2050.

 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude