Author Archives: Redacción Coonic

Cogeneración con gas, esencial para la competitividad y la eficiencia de la industria

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

La cogeneración a gas proporciona grandes ventajas a sectores como la industria química, la siderurgia o la alimentación, ya que reduce el consumo de energía y aumenta la eficiencia de los procesos. Pero sus beneficios van más allá de las propias empresas y se extienden a toda la sociedad: reduce la necesidad de importación de energía primaria del exterior y evita la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

Cogeneración con gas, esencial para la competitividad y la eficiencia de la industria

Se llama cogeneración a la generación de energía eléctrica y calor útil en un mismo proceso y su principal virtud es la eficiencia. Por un lado, se genera el vapor o el agua caliente necesaria para procesos productivos como los que se dan en la industria papelera, la industria alimentaria, la química la cerámica.  Por otro, la energía eléctrica generada en el mismo proceso se puede consumir en las propias instalaciones (con el consiguiente ahorro económico) o incluso verterse en la red eléctrica para su consumo en el entorno local.

Beneficios económicos y medioambientales

La cogeneración a gas tiene un gran impacto en la competitividad de las empresas, ya que no solo aumenta la eficiencia de los procesos, sino que reduce el consumo de energía primaria y agua. En este sentido, se calcula que permite un 30% de ahorro en energía primaria y ahorra anualmente la importación de 13 millones de barriles de petróleo.

Por otro lado, la cogeneración aumenta la estabilidad y la flexibilidad del sistema eléctrico y contribuye a reducir el precio de la energía en los mercados, tanto de gas como de electricidad, lo que se traduce en ahorro para los consumidores, no solo industriales sino también domésticos.

En la parte medioambiental, se reducen notablemente tanto las emisiones contaminantes como los gases de efecto invernadero, con un ahorro estimado de ocho millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

El hecho de que el consumo eléctrico se produzca en el mismo punto donde se genera o cerca, es otra de las grandes ventajas de la cogeneración, ya que evita las pérdidas de energías que se producen en la distribución de energía. Además, hace innecesaria la construcción y mantenimiento de grandes infraestructuras para el transporte de energía.

En España, las industrias cogeneradoras son responsables de la fabricación del 20% del PIB industrial nacional y son responsables de 200.000 empleos directos. Además, contribuyen enormemente a la exportación, ya que el 50% de los productos en cuyo proceso interviene la cogeneración se exportan al exterior.

Sectores cogeneradores

El principal sector cogenerador en España es la industria alimentaria con un 18% del total, seguido de la industria papelera (17%), la industria química (15%) y el sector residencial y comercial (10%). En total, las industrias generadoras representan un 5% de la electricidad que se consume anualmente en España y a la vez genera un 11% del consumo global.

Por otro lado, para el sector gasista, representa uno de los sectores de mayor consumo, con un 20% del gas natural que se comercializa y unas compras estimadas de 2.000 millones de euros anuales. Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el gas natural fue en 2018 el primer aprovisionador de las centrales de cogeneración, con un 63% del total. La energía generada a partir del gas alcanzó 27.945.227 MWh, un 84% del total aportado por los cogeneradores.

¿Y el futuro?

En el camino de la Unión Europea hacia la una economía neutra en carbono, la cogeneración está posicionada en un lugar privilegiado, ya que en lugar de gas natural (un combustible ya de por sí con menores emisiones que el carbón y el gasóleo) es perfectamente compatible con el uso de gas renovable. De este modo, la industria cogeneradora estaría en disposición de contribuir a alcanzar la neutralidad climática en 2050.

 

Baleària finalizará en breve la reconversión a gas del ferry Sicilia

Baleària finalizará en breve la reconversión a gas del ferry Sicilia

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

La naviera Baleària sumará próximamente a su flota un nuevo buque propulsado a gas natural licuado (GNL), El Sicilia. De esta manera, se convertirá en el sexto buque de la compañía que podrá navegar a gas natural.

Baleària finalizará en breve la reconversión a gas del ferry Sicilia

La reconversión del Sicilia, que se está llevando a cabo en los astilleros West SEA (Portugal), es muy similar a la que se realizó con anterioridad al Nápoles. Se trata de instalar un tanque con capacidad para almacenar 425 metros cúbicos de combustible en su interior y en adaptar sus dos motores MAN9L48/60 a la versión 9L51/60DF.

Además, la gran capacidad del tanque permitirá tener una autonomía de unas 1.100 millas. Y no sólo eso, también se realizarán importantes mejoras para convertirlo en un smartship. Por otro lado, los pasajeros dispondrán de whatsapp de texto durante las travesías, además de conexión wifi y acceso a la plataforma de entretenimiento digital a la carta.

Modernización de su flota

El ferry Sicilia -de 186 metros de eslora y capacidad para 1.000 pasajeros y 480 vehículos- se suma al remotorizado Bahama Mama y a los otros buques a los que se les ha adaptado sus motores como el Nápoles y el Abel Matutes. Igualmente la naviera cuenta desde 2019 con dos buques gemelos a GNL de nueva construcción: el Hypatia de Alejandría y el Marie Curie. Asimismo, Concretamente, Baleària estima que para 2021 cuente con aproximadamente 11 barcos que naveguen con esta energía limpia. Sin duda, una apuesta clara  por parte de la compañía por el GNL.

Gran apuesta por el GNL

Para Baleària, el uso de GNL como combustible es una apuesta estratégica, que la ha situado como pionera a nivel mundial en el uso de gas natural licuado.

Entre los beneficios que aporta instalar este motor de GNL, destaca una bajada del 30% en las emisiones de CO2, en un 85% las de NOx, y hasta llegar a eliminar totalmente las emisiones de azufre y partículas nocivas para la salud.

Cabe destacar que el GNL es uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente y más limpios. La composición de gas natural genera 2 veces menos emisiones de NOx que el carbón y 2,5 menos veces que el fuel-oil. Estas ventajas hacen que el gas natural sea un combustible de gran potencial.

En este sentido, las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) son garantía del suministro de GNL en la Península en un futuro basado en combustibles limpios.

 

Se multiplican las regasificadoras flotantes y de almacenamiento de GNL

Se multiplican las regasificadoras flotantes y de almacenamiento de GNL

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

El consumo de GNL va en aumento y, a su vez, es más barato. Éstas son las principales conclusiones que se desvelan del Informe Mundial de GNL que ha publicado la Unión Internacional de Gas (IGU). Se trata de un análisis detallado de los cambios sustanciales en la industria mundial de GNL en 2019.

Se multiplican las regasificadoras flotantes y de almacenamiento de GNL

El estudio destaca que el comercio de GNL aumentó en un 13%, a pesar de no haberse incorporado ningún consumidor nuevo a los 37 mercados ya existentes en el ámbito mundial de GNL. Y, ¿a qué se debe que sea el sexto año consecutivo de crecimiento? Principalmente al volumen de consumo de  algunos países como Bangladesh, Pakistán, Polonia y Panamá. Y, por otro lado, mercados como India están incorporando también capacidad de regasificación flotante.

FSRU y sus ventajas

En este sentido, cobran especial relevancia las unidades de flotación, almacenamiento y regasificación (FSRU). ¿Qué son exactamente? Son plantas móviles que tienen como objetivo abastecer a un mercado que demanda gas como fuente principal de energía, desde sitios que no permiten la instalación de una planta en tierra.

Posibilitan a los países importadores de gas diversificar las fuentes de aprovisionamiento, imprescindible para mantener independencia en materia energética. Y además, dan una rápida respuesta ante un posible aumento de demanda de gas en zonas que no cuentan con sus propias instalaciones de regasificación.

Por tanto, se trata de una solución flexible a la creciente demanda de gas natural en el mundo y también como la alternativa más rápida y barata para la importación de GNL.

Capacidad de regasificación

Concretamente, de los 37 mercados de importación de GNL existentes a partir de febrero de 2020: 19 importaron GNL con FSRU, y 6 de estos contaban con terminales de tierra también.

En 2019 la capacidad de regasificación en las terminales marítimas operativas aumentó  de 13.0 MTPA debido a la construcción de 3 terminales flotantes en Brasil, Jamaica y Bangladesh, y también al fletamento de una FSRU de reemplazo en Turquía. Asimismo, ya en 2020, la capacidad de regasificación en alta mar aumentó a 24 terminales operativas.

A partir de febrero de 2020 se estaban construyendo 12 terminales en alta mar y 8 terminales han comunicado sus intenciones de estar operativos a finales de 2020. Pero, no queda ahí. Se prevé que otros nuevos importadores sumen sus primeras terminales de regasificación en alta mar. En definitiva, las unidades flotantes de almacenamiento y regasificación (FSRU) contribuirán a desarrollar nuevos y más pequeños mercados de GNL

Según la Unión Internacional de Gas (IGU), el gas continuará teniendo un papel esencial para conseguir un escenario energético sostenible, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental. Que así sea.

España, mayor importador de GNL de Europa

España, mayor importador de GNL de Europa

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

El gas natural licuado (GNL) continúa ganando protagonismo en los mercados energéticos, y según las previsiones, seguirá despuntando durante los próximos años. Estos buenos datos quedan recogidos en el informe anual 2020 publicado por el International Group of Liquefied Natural Gas Importers (GIIGNL), en el que especifica los datos del GNL en todo el mundo durante 2019.

España, mayor importador de GNL de Europa

Concretamente, la capacidad total de regasificación en el mundo es de 920 millones de toneladas al año (MTPA) mientras que la capacidad total de licuefacción se queda en las 427 MTPA.

España, sexto país que más GNL compra

Entre todos los países, Europa destaca como uno de los grandes importadores de GNL en el mundo. Y entre todos los países que conforman Europa, España va en cabeza como el mayor importador de GNL de Europa y el sexto país que más GNL compra en el mundo. Tan sólo le superan algunos países como Japón, China, Corea del Sur, India y Taiwán.

Según los datos recogidos y publicados por GIIGNL, España importó 15,72 MT de GNL durante 2019 (el 4,4% de la demanda global). Es decir, aumentó un 46% respecto a 2018. También es importante conocer su procedencia: el GNL que compra España procede de Qatar (3,21 MT), seguido de Nigeria (3,14 MT), EEUU con 3,12 MT, Rusia (2,26 MT) y Trinidad y Tobago (2,06 MT). Hay otros países de los que también se obtiene GNL como son Argelia, Angola, Camerún, Guinea Ecuatorial, Noruega y Perú.

En España existen algunas empresas que compran GNL, pero sin duda, la que destaca es Naturgy, con grandes contratos de GNL con diferentes países, y no sólo eso, sino que también vende parte de ese GNL a otras empresas. Asimismo, destacan como grandes compradores de GNL: Endesa, Iberdrola, Cepsa Gas, Unión Fenosa Gas y Naturgas.

Gran apuesta por el GNL

El gas natural es el combustible fósil más puro y limpio del que se tiene constancia, lo que se traduce en un menor impacto ambiental debido a su proporción hidrógeno-carbono en su composición. Además, este combustible ecológico permite cumplir la regulación de la Organización Marítima Internacional (OMI) que limita el contenido de azufre en combustible al 0,5% desde enero de 2020. Del mismo modo, permite avanzar hacia la consecución de los objetivos de emisiones de la OMI, que fijan una reducción del 40% de las emisiones de CO2 en 2030 y del 70% en 2050, con el objetivo de conseguir la descarbonización del transporte marítimo.

Y, por supuesto, cuenta con una relevante ventaja: el ahorro, ya que se trata de un combustible más económico que los podemos encontrar en el mercado. Y, por último, y no por ello menos importante, es un combustible que se adapta a las condiciones futuras y reduce en un 50% el ruido.

En todo este contexto, la planta regasificadora del Puerto de Bilbao, Bahía Bizkaia Gas (BBG) juega un rol muy importante, puesto que es la planta que más ha aportado al sistema gasista español durante 2019.

Gasoleras o gasineras, ¿qué son?

Gasoleras o gasineras, ¿qué son?

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

Las gasolineras de gas son popularmente conocidas como gasineras, gasoleras o estaciones de gas natural vehicular (GNV). Actualmente, España cuenta con 81 gasineras en servicio, aunque se prevé que poco a poco vaya aumentando el número de estaciones de servicio de gas natural vehicular.

Gasoleras o gasineras, ¿qué son?

Según datos de Gasnam, Naturgy es la compañía con mayor número de estaciones de gas operativas. El segundo lugar lo ocupa HAM. De momento, hay mayor presencia de gasineras exclusivas de GNC, aunque  cada vez son más las que ofrecen tanto GNC como GNL.

Revolución en el mundo del transporte

En ellas se vende combustible en forma de gas: gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL). El gas natural comprimido (GNC) está almacenado a una temperatura ambiente de altas presiones (200-500 bar). Su autonomía es más ajustada que el GNL, por lo que se utiliza para recorridos urbanos o trayectos más reducidos.

Por su parte, el gas natural licuado (GNL) pasa por un proceso de licuefacción a través del cual se almacena en temperaturas de hasta -161 °C. Así, su volumen se reduce unas 600 veces, lo que facilita su proceso de almacenamiento, transporte y comercialización. Además, cuenta con una gran autonomía (800-1500 kilómetros), lo que explica su uso en recorridos de larga distancia.

El gas natural vehicular es una alternativa a los combustibles tradicionales, pero más sostenible, eficiente, ecológico y con grandes ventajas a nivel medioambiental (menor contaminación acústica, reducción de emisiones…) y a nivel económico.

Ventajas del gas natural vehicular

Desde el punto de vista medioambiental, el gas natural vehicular permite mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades, reduciendo en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno, en prácticamente el 100% las partículas en suspensión y en 20% las emisiones de CO2. Y desde el aspecto económico, el gas natural vehicular es un combustible competitivo que permite ahorros entre el 25-50% respecto al gasoil y gasolina.

Asimismo, los vehículos de gas natural vehicular son adecuados tanto para conducción urbana, interurbana o larga distancia, son seguros y cuentan con la misma potencia que otros motores de combustión. Además, pueden circular en escenarios de alta contaminación, ya que cuentan con la tarjeta ECO de la DGT. Esto supone una ventaja importante de acceso a grandes ciudades ante restricciones de tráfico.

Por todas estas ventajas se puede afirmar que el gas natural vehicular, tanto en su forma comprimida (GNC) como en su forma líquida (GNL) se posiciona como una óptima alternativa de movilidad que resuelve con éxito los hándicaps económicos, medioambientales y acústicos de los combustibles convencionales (gasóleo y gasolina).

Además, la utilización tanto de gas natural comprimido (GNC) como gas natural licuado (GNL) en el transporte es un paso esencial para ir poco a poco avanzando en la transición energética que permita alcanzar en 2050 una movilidad neutra en emisiones de CO2.

 

 

El parque de vehículos a gas natural cierra 2019 con un crecimiento del 60%

El parque de vehículos a gas natural cierra 2019 con un crecimiento del 60%

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

El parque de vehículos de gas natural continúa creciendo y cerró 2019 con 22.814 unidades, un 60% más que en  2018, según datos de la asociación ibérica para el fomento del gas natural y del gas renovable en el transporte marítimo y terrestre (Gasnam).

Este crecimiento continuado del parque de vehículos comerciales ligeros y pesados es un claro ejemplo de que este combustible se afianza como la opción económica y ecológica para el transporte profesional de mercancías y pasajeros.

Son muchos los factores que han contribuido al crecimiento de las matriculaciones en 2019: la diversidad de modelos, el precio del combustible, las autonomías de los vehículos  y los tiempos  de repostaje similares a los de los combustibles convencionales.

El transporte profesional de mercancías y pasajeros, considera este tipo de combustible como un gran aliado. Esto ha ayudado a que el parque de vehículos comerciales crezca de manera importante, con un 59% más de vehículos pesados en circulación. En 2019 ha conseguido aumentar hasta 4.190 de camiones a gas, 3.688 furgonetas y 3.029 autobuses.

Si nos fijamos en los turismos, este parque ha conseguido también un crecimiento importante: 12.000 unidades de vehículos propulsados por gas natural, un 88% más que en 2018, de los cuales 5.574 coches fueron matriculados en 2019.

Asimismo, la red de repostaje crece de forma paralela para abastecer este aumento de vehículos, con 19 nuevas estaciones de servicio de gas natural, lo que suma un total de 80 estaciones de gas natural comprimido (GNC) y 49 de gas natural licuado (GNL). Además, la previsión para este 2020 es que el número de gasineras de GNC sea superior a 130 y el de GNL, a 75.

Gas natural, la mejor alternativa

Este carburante es una solución competitiva a los combustibles más contaminantes como el diésel o la gasolina, ya que su uso supone un ahorro del 30% por kilómetro recorrido respecto al diésel y del 50% en relación a la gasolina. Además, en el plano ambiental, están considerados como vehículos de casi cero emisiones, ya que no emiten óxidos de azufre, de nitrógeno ni partículas en suspensión, y reducen las emisiones de CO2.

El consumo de gas natural bate récord en España en 2019

El consumo de gas natural bate récord en España en 2019

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

La demanda de gas natural en España ha cerrado 2019 con un crecimiento en torno al 14% respecto al año anterior, hasta alcanzar 398 TWh, el dato más alto desde 2010. Este considerable incremento se debe principalmente a la alta demanda de gas natural para la generación de electricidad y por un mayor consumo de la industria.El consumo de gas natural bate récord en España en 2019

Concretamente, la demanda de gas natural para la generación de electricidad ha aumentado en 2019 aproximadamente un 80% respecto al año pasado, hasta alcanzar 111 TWh, cifra  de nuevo más alta desde 2010. Este incremento está motivado a una mayor participación del gas natural en el hueco térmico frente al carbón y también a una baja generación hidráulica en 2019.

Alta demanda industrial

Por otro lado, la demanda industrial -que representa aproximadamente el 54% del consumo total de gas natural- ha alcanzado los 214 TWh, sobre un 2% más respecto a 2018. En definitiva, se puede apreciar que la demanda ha aumentado en prácticamente todos los sectores industriales y, sobre todo, en el sector servicios. Asimismo, cabe destacar las Comunidades Autónomas en las que más ha crecido la demanda total de gas natural en 2019: Navarra (65%), Asturias (36%) y Galicia (34%).

Además, en un contexto de altos niveles de almacenamiento de gas natural licuado (GNL) y de precios más bajos  que en el resto de países europeos, España ha aumentado sus exportaciones de gas natural a Europa por los Pirineos en noviembre y diciembre de 2019.

El mix eléctrico reduce emisiones de CO2

La sustitución del carbón por gas natural ha sido determinante para reducir en 2019 un 25% de emisiones de CO2 del mix eléctrico respecto a 2018. Este hecho también ha evitado a la atmósfera la emisión de 14 millones de CO2.

Según Enagás -socio de Bahía de Bizkaia Gas-, todos estos datos positivos corroboran el papel trascendental que juega el gas natural para la reducción de emisiones, la garantía de suministro y como respaldo de las energías renovables en momentos de récord de demanda. También constatan estos buenos datos cómo el gas natural adquiere cada vez mayor protagonismo como energía segura, limpia, accesible, sostenible y a buen precio.

Importancia de las plantas de regasificación

En esto tiene mucho que ver la importancia de este combustible (el gas natural), ya que garantiza el suministro y también pone de manifiesto la gran importancia de las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG), una de las plantas estratégicas en el sistema gasista vasco, español y europeo.

Recordemos que las plantas de regasificación además de garantizar el suministro de GNL en la Península, contribuyen a esta estrategia que impulsa la utilización del GNL como combustible limpio.

El gas natural licuado destaca como energía limpia y respetuosa con el medio ambiente

El gas natural licuado destaca como energía limpia y respetuosa con el medio ambiente

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

Un informe publicado por Sea\LNG y SGMF demuestra que al utilizar el GNL como combustible para el transporte marítimo, se reducen casi al 100% las emisiones de SOx, el 85-90% de las de NOx y el 23% de CO2 en relación con los combustibles marinos convencionales.

El gas natural licuado destaca como energía limpia y respetuosa con el medio ambiente

De esta manera, los buques alimentados con GNL suponen, hoy en día, la alternativa más limpia y ecológica de este tipo de transportes, sobre todo, ante la preocupación por reducir al máximo el impacto de la huella de carbono de la industria del transporte marítimo.

Ayuda mucho que el uso del GNL esté creciendo tanto como combustible de buques. Y es que los buques alimentados con GNL suponen la alternativa más limpia y sostenible. En esta ocasión, fue Axpo Iberia –una de las principales comercializadoras de GNL en España- quien participó en una relevante operación de carga destinada  al uso del GNL combustible marino mediante una operación de venta de gas natural licuado a la compañía holandesa Titan LNG, cuyo destino final es el aprovisionamiento para combustible marítimo para el buque Sleipnir, el buque grúa semi-sumergible más grande del mundo.

Precisamente esta operación de carga  a buque tuvo lugar en la planta de regasificación del puerto de Bilbao (BBG) con una carga aproximada de 1.250 toneladas de GNL, equivalente a 19 GWh, al buque Coral Fraseri. Siendo el destino final el buque Sleipnir. Sin duda, una solución ecológica para la industria del transporte marítimo que elimina la contaminación por SOx y PM.

BBG contribuye a la utilización de GNL como combustible limpio

En este contexto, la planta de regasificación Bahía de Bizkaia Gas (BBG) garantiza el suministro de GNL en la Península y contribuye a esta estrategia que impulsa la utilización de GNL como combustible limpio. Seguramente, en un futuro no muy lejano el GNL será el combustible por excelencia del transporte marítimo, al ser una de las energías más limpias y respetuosas con el medio ambiente, además de ser clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar la calidad del aire y contribuir a un futuro sostenible.

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

El uso del gas natural como combustible sigue aumentando notablemente entre las navieras. Y es que el uso del GNL, energía limpia y sostenible, tiene una repercusión inmediata en la calidad del aire y el efecto invernadero, puesto que reduce un 30% las emisiones de carbono (CO2), un 85% el dióxido de nitrógeno (NOx) y elimina totalmente las emisiones de azufre y partículas. El GNL es, sin duda, uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente.

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

 

Y, por supuesto, las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) tienen mucho que ver al respecto, ya que garantizan el suministro de GNL en la Península en el deseado futuro basado en combustibles limpios y además, contribuyen a esta estrategia que impulsa la utilización del GNL como combustible limpio.

Proyectos ecoeficientes

Desde hace tiempo, cada vez más compañías de cruceros están propulsando sus barcos con este combustible alternativo, y están equipándose con maquinaria de nueva generación propulsada con GNL. Es por ello por lo que este combustible está adquiriendo mayor protagonismo, y es posible que se convierta en el combustible por excelencia del transporte marítimo.

Otro de los ferrys de la naviera Balearia –líder en el transporte de pasaje y carga en las conexiones con Baleares-, que navegará utilizando GNL es el ferry Bahama Mama. Baleària -pionera a nivel mundial en el uso de gas natural- está remotorizando este ferry e incorporando novedades tecnológicas para convertirlo en un smartship. Todos los trabajos se están llevando a cabo en el astillero Gibdock de Gibraltar.

Para llevar a cabo las operaciones de remotorización y remodelación, las instalaciones gibraltareñas han tenido que colocar dos tanques de almacenaje de gas de 140 metros cúbicos, cada uno en la zona de popa de la cubierta superior de la nave, tras lo cual se adaptarán sus motores para que puedan ser propulsados por GNL. Este cambio de combustible proporciona grandes beneficios: dejará de emitir 9.257,34 toneladas de CO2 y 885,13 de NOx al año, eliminando por completo las emisiones de azufre y partículas, así como reduciendo los niveles de ruido de funcionamiento en un 50%.

Con vistas al futuro

Balèaria tendrá en 2020 nueve buques propulsados con este combustible y está inmersa en proyectos que le permitirán disponer de más buques navegando a gas en los próximos 2 años. Durante 2020 se llevarán a cabo otras tres remotorizaciones: en el buque Martin i Soler, Sicilia y Hedy Lamarr.

La demanda de gas natural en España durante los primeros nueve meses, récord de la última década

La demanda de gas natural en España durante los primeros nueve meses, récord de la última década

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Eduki hau ez dago erabilgarri euskaraz. Ikuslearen mesedetan, behean agertzen diren edukiak hizkuntza alternatiboan agertzen da. Esteka batean klik egin dezakezu webguneko hizkuntza aldatzeko.

La demanda de gas natural en España ha aumentado en los nueve primeros meses de 2019 un 16,9% respecto al mismo periodo de 2018, hasta alcanzar los 294 TWh, lo que supone la cifra acumulada más alta desde 2009. Según Enagás -socio de Bahía de Bizkaia Gas-, este incremento se debe principalmente a una demanda extraordinaria de gas natural para generación eléctrica y a un mayor consumo industrial. Asimismo, también destaca el papel que desempeñan las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).

La demanda de gas natural en España durante los primeros nueve meses, récord de la última década

Concretamente, la demanda de gas natural para generación de electricidad ha llegado a los 85 TWh hasta septiembre, lo que supone un aumento del 99% respecto a los mismos meses del pasado año. En este caso, el aumento se debe al mayor uso en el hueco térmico del gas natural frente al carbón.

Demanda industrial más alta

Por otro lado, la demanda industrial, que representa aproximadamente el 54% del consumo total de gas natural, ha alcanzado 160 TWh durante los primeros nueve meses del año. Esto supone un aumento del 3% respecto al mismo periodo de 2018. Es la cifra más alta hasta el momento. Cabe destacar también que la demanda ha crecido en prácticamente todos los sectores industriales, especialmente en servicios y papel.

Reducción de emisiones

El detonante que ha permitido una reducción del 20% de las emisiones de CO2 en el mix de generación eléctrica durante los nueve primeros meses de año, ha sido la sustitución del carbón por gas natural. Estos datos tan positivos muestran el papel trascendental que juega el gas natural para la garantía de suministro.

Continúa en ascenso la demanda de gas natural

Todos los datos expuestos anteriormente hacen referencia a los nueve primeros meses del año, pero durante el primer semestre ya se vienen recogiendo muy buenos datos. El primer semestre de 2019 se cerró con un crecimiento de aproximadamente 9%, respecto al mismo periodo del año anterior, llegando a alcanzar los 195 TWh, motivados también por una mayor entrega de gas para generación de electricidad y por un aumento del consumo industrial. La demanda de gas natural para el sector eléctrico y la demanda industrial ya habían crecido en el primer semestre del año un 66% y un 4% con respecto al mismo periodo de 2018.

En este contexto, estos datos tan positivos constatan cómo el gas natural es cada vez más protagonista como energía limpia y segura. Destacan la importancia de este combustible que garantiza el suministro y, a su vez, ponen de manifiesto la importancia de las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).