La población vasca, preocupada por el calentamiento global

Etiquetas: , , , , , , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

La mayor parte de  la ciudadanía vasca está preocupada por el cambio climático. Es uno de los  datos que se desprende de un estudio del Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco, en el que se recoge  que un 78% de la población está “bastante” o “muy preocupada” por el calentamiento global , mientras que el 90% de los encuestados opina que Euskadi debe tener ambiciosos objetivos en la lucha contra esta problemática ambiental.

La población vasca, preocupada por el calentamiento globalEl estudio, en el que también ha colaborado la Sociedad Pública de Gestión Ambiental, el Ente Vasco de la Energía-EVE y los ayuntamientos de las tres capitales de provincia; ha sido realizado a partir de 250 entrevistas telefónicas repartidas por los tres territorios que componen el País Vasco y pretende medir la sensibilidad y actitud de la ciudadanía vasca frente a diversos temas relacionados con el cambio climático y la energía.

Del resultado del estudio se desprende que la población vasca cree que el cambio climático está ya sucediendo y, que de cara al futuro, más del 95% apuesta por desarrollar más energías renovables, por lo que el papel del gas natural sería fundamental para la transición energética. En este sentido, las personas encuestadas han mostrado más preocupación por este aspecto frente a estudios similares llevados a cabo en otros países europeos como Francia, Noruega o Alemania.

En cuanto a la responsabilidad sobre las medidas a tomar para frenar el cambio climático, la ciudadanía tiene presente que es un asunto que compete a todas las personas por igual, según afirma el 56% de la población encuestada, mientras que el 18% mantiene que la actuación corresponde al Gobierno Vasco en mayor medida. Así, los datos obtenidos a partir del estudio se alinean con las prioridades del Gobierno Vasco en materia energética recogidas en la Estrategia Energética 2030.

Dicha estrategia energética, presentada en Marrakech el pasado año, recoge la necesidad de optimizar la eficiencia energética y apoyar el gas natural como aliado perfecto en la transición energética hacia un modelo bajo en carbono, una de las grandes metas de Europa.

Gas natural y calidad del aire

El gas natural no solo es el carburante fósil más respetuoso con el medio ambiente sino que también permite mejorar el aire en las ciudades dadas sus características. Esto se debe a que el gas natural emite una cantidad  considerablemente menor de partículas en suspensión (PM) y de dióxido de azufre (SO2), principales responsables de la polución en los entornos urbanos.

De este modo y con todos estos datos en la mano, se aprecia cómo el gas natural será un actor aún más importante en el futuro y, principalmente, debido a sus beneficios frente a energías más contaminantes. El papel de las plantas de regasificación como la de Bahía de Bizkaia Gas será, por tanto, elemental para el suministro de gas natural y la consolidación de dicha energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *