La CE selecciona una iniciativa para el impulso del GNL como combustible alternativo

Etiquetas: , , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El proyecto “LNGHIVE2: Infraestructure and Logistics Solutions”, coordinado por Enagás, ha sido seleccionado por la Comisión Europea dentro de la convocatoria de ayudas “Conectar Europa”. El objetivo principal de esta iniciativa es impulsar el uso del gas natural licuado (GNL) como combustible en el transporte marítimo y ferroviario.

La CE selecciona una iniciativa para el impulso del GNL como combustible alternativo

Como punto a favor, la Península Ibérica cuenta con 8 plantas de regasificación, entre ellas Bahía de Bizkaia Gas (BBG), y con una posición geoestratégica para consolidarse como referente europeo de GNL. Y es que la Península Ibérica acumula más de 45 años de experiencia en la logística del GNL.

Esta iniciativa, cuyo plazo de ejecución será hasta 2022, está enmarcada en la estrategia institucional de despliegue de puntos de suministros de GNL en puertos y desarrollo del mercado asociado. Además, está promovida por el Ministerio de Fomento, a través de Puertos del Estado y también cuenta con la participación de otros seis socios: la Autoridad Portuaria de Huelva, RENFE Mercancías, ADIF, Saggas, Marflet Marine y Fundación Valencia Port.

Más objetivos de la iniciativa

El proyecto pretende adaptar las plantas de regasificación de Huelva y Sagunto (Valencia) para que puedan ofrecer servicios de abastecimiento de GNL como combustible. Por otro lado, se prevé la introducción del GNL entre el Puerto de Huelva y la terminal ferroviaria de Majarabique, de ADIF, en Sevilla. Concretamente se va a construir una estación de suministro de GNL en la terminal y se va a cambiar una locomotora de tracción diésel a GNL.

La Comisión Europea ha destacado la importancia para el Corredor Mediterráneo, para el crecimiento económico y para las prioridades de la Red de Transporte Europea relativas al uso de GNL tanto en el transporte multimodal como en la descarbonización. Precisamente la descarbonización se presenta como clave en la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias como el “efecto invernadero”.

Mejoras del uso del GNL

El GNL es uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente, ya que contribuye a la mejora de la calidad del aire. Reduce las emisiones de NOx aproximadamente en un 85-90%, las emisiones de CO2 en un 25% y las de SOx y partículas en torno al 100%, todo ello respecto a los combustibles tradicionales. De esta manera, permitirá cumplir con la normativa medioambiental, al mejorar la calidad del aire en los entornos portuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *