El GNL marítimo reduce las emisiones de GEI hasta un 21%

Etiquetas: , , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

Un estudio de SEA LNG, la asociación internacional para la promoción del GNL como combustible marítimo, y SGMF, la Sociedad para el Gas como Combustible Marítimo, revela que el uso del GNL permite reducciones de hasta el 21% en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), en comparación con los combustibles marítimos actuales.

Baleària finalizará la reconversión a gas del ferry Abel Matutes en junio

Son conocidas las ventajas de GNL para reducir drásticamente las emisiones de contaminantes locales, como los óxidos de azufre y nitrógeno (NOx) o la materia en suspensión (PM). Además, el objetivo de este estudio era reducir la incertidumbre respecto al valor adicional aportado por el GNL, reduciendo las emisiones GEI, y contribuir a la consecución de los objetivos de la Organización Marítima Internacional (OMI), y en especial, respecto a las pérdidas de metano, tanto en la combustión como a lo largo de la cadena de suministro.

Importantes conclusiones

Entre sus principales conclusiones, este estudio destaca que el uso de GNL como combustible marino permite la reducción de las emisiones GEI de entre un 6% y un 21%, en función de la tecnología y el combustible de referencia. Además, el estudio plantea un dato concreto: si toda la flota existente en 2015 optase por utilizar GNL como combustible, se reducirían sus emisiones GEI en un 15%.

Por otro lado, las pérdidas de metano durante la combustión es otro aspecto a tener en cuenta en el uso de GNL como combustible marino. El estudio revela que en los motores diésel de dos tiempos de alta presión o en las turbinas de gas estas pérdidas suponen tan sólo un 1% de las emisiones GEI totales. En cambio, en los motores de dos tiempos de baja presión o de cuatro tiempos, las pérdidas sólo suponen entre el 10% y el 17% del total.

GNL, la alternativa

El GNL supera los requisitos de emisiones locales y globales establecidos actualmente y también para 2020. Con la flota mundial de buques a GNL duplicándose en los próximos 18 meses y los barcos que se están desplegando en los principales centros de abastecimiento de combustible, el GNL como combustible marítimo cada vez está más disponible. Así, la optimización continua en la cadena de suministro y el desarrollo de la tecnología de los motores mejorarán aún más los beneficios del GNL como combustible marino.

En definitiva, este informe tan completo y exhaustivo demuestra que el GNL como combustible marino también permite reducir las emisiones GEI y cuantifica esa reducción en función de factores como la tecnología de los motores, el combustible de referencia, y las particularidades de la cadena de suministro en cada región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *