El gas natural, clave para un futuro sostenible según la AIE

Etiquetas: , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El gas natural será el combustible tradicional más importante en la transición hacia un mix energético sostenible. Lo dice la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en uno de sus últimos informes, el World Energy Outlook 2015, en el que dibuja el panorama energético global hasta 2040.

Las previsiones hablan de un crecimiento de casi el 50%, hasta alcanzar los 5.200 bcm (miles de millones de metros cúbicos) en 2040, un consumo que le colocaría en paridad con el carbón y el petróleo. Y una quinta parte de ese aumento corresponderá al gas transportado a través de gasoductos o en forma de gas natural licuado (GNL), por lo que plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia (BBG) tendrán un papel fundamental. De hecho, la flexibilidad del gas, especialmente del mercado de GNL, es una de las causas de este crecimiento en los próximos 25 años.

El gas natural, clave para un futuro sostenible según la AIE

Los efectos de la COP 21

El informe de la AIE destaca además el papel del gas natural en la lucha contra el cambio climático y la reducción de emisiones de CO2 acordada en la COP21 de París. Según la AIE, el uso de gas natural en sustitución de combustibles con niveles más altos de emisiones de CO2 o como respaldo a las energías renovables, constituye una buena opción para reducir gradualmente las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, el gas es el único combustible fósil que tendrá más presencia en un mix energético en el que las renovables pasarán a representar el 25% del total, en lugar del 19% actual.

Uno de los sectores en los que más crecerá el consumo de gas natural será el transporte, tanto terrestre como marítimo, debido precisamente las restricciones cada vez más altas a las emisiones contaminantes provocarán una fuerte apuesta por motores impulsados a gas, mucho menos contaminantes que, por ejemplo, el gasóleo empleado habitualmente en buques.

Aumenta la demanda global de energía

En un escenario el que se incluyen las políticas energéticas adoptadas hasta mediados de 2015 y las políticas declaradas más relevantes aún no puestas en marcha, el World Energy Outlook 2015 pronostica un crecimiento de la demanda global de energía de un tercio hasta 2040.  India, China, África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático serán las regiones que impulsarán el crecimiento de la demanda,

En este escenario de crecimiento, motivado especialmente por las economías emergentes, la AIE estima que el número de personas sin acceso a la electricidad descenderá de 1.200 a 800 millones para 2030.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *