Archivo del Autor: Redacción Coonic

Jornada sobre aplicaciones del GNL en el transporte marítimo

Jornada sobre aplicaciones del GNL en el transporte marítimo

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El pasado 21 de febrero se celebró una jornada sobre aplicaciones del GNL en el transporte marítimo, organizada por Enerclub y Sedigas junto a José Poblet, director de Cotenaval y Claudio Rodríguez, director general de Infraestructuras de Enagás.

Jornada sobre aplicaciones del GNL en el transporte marítimo

Eugenia Sillero, la nueva secretaria general de Gasnam, repasó el importante impacto que el transporte marítimo tiene en el total de las emisiones contaminantes procedentes del transporte. Concretamente, el transporte representa el 14% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI), y de éstas, de acuerdo con la Organización Marítima Internacional (OMI), el transporte marítimo es responsable del 3% de las emisiones globales de CO2, el 15% de las emisiones globales de óxidos de azufre (SOx) y entre el 18-30% de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

GNL: la alternativa

En este contexto, el GNL es la alternativa a los derivados petrolíferos que cumple los objetivos de reducción de emisiones de azufre interpuestos por la OMI (un máximo de 0,5% de azufre en combustible para 2020),  sin tener que invertir en equipos de tratamiento de gases de escape. El objetivo de la reducción de emisiones de azufre establecida por la OMI para 2020 es garantizar la calidad del aire en los puertos y sus ciudades.

El GNL es también el que mejor se adapta a las condiciones futuras, obtiene un retorno más rápido de las inversiones y reduce en un 50% el ruido. Otro aspecto a favor es que España tiene grandes ventajas competitivas en infraestructuras y plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).

 GNL: todo son ventajas

La tecnología del gas natural es segura y competitiva en costes, ya que proporciona un ahorro del 30% en relación al MGO (diésel marino). Además, utilizando el GNL como combustible para el transporte marítimo se eliminarían casi totalmente las emisiones de SOx, un 85-90% de NOx y un 23% las emisiones de CO2 de los combustibles marítimos convencionales.

Y es que el GNL es uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente y más limpios. La composición del gas natural genera 2 veces menos emisiones de NOx que el carbón y 2,5 veces menos que el fuel-oil. Todas estas ventajas hacen que el gas natural sea un combustible de gran potencial.

La demanda nacional de gas natural crece por cuarto año consecutivo

La demanda nacional de gas natural crece por cuarto año consecutivo

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

La demanda de gas natural en España, destinada a los consumos doméstico-comercial, industrial y cogeneración, ha aumentado de nuevo en 2018, por lo que con éste son cuatro años consecutivos de crecimiento. Tras el incremento de un 4,5% en 2015, un 2% en 2016 y un 9% en 2017; en 2018 la demanda nacional ha aumentado un 4,4% y ha alcanzado los 287.316 GWh, según datos de Enagás.

La demanda nacional de gas natural crece por cuarto año consecutivo

Consumo por sectores

Este incremento viene motivado principalmente por la buena marcha del consumo industrial (+4%) y por la positiva evolución del doméstico-comercial (+7%). Ha crecido prácticamente en todos los sectores industriales, sobre todo en el sector servicios. Por lo que ha superado todas las expectativas y pone de manifiesto la importancia del gas natural en el mix energético nacional.

Actualmente, la industria representa el 60% del total de la demanda nacional de gas natural, una fuente de energía necesaria para gran parte de sectores por su versatilidad, competitividad y alto poder calorífico.

La demanda doméstico-comercial, destinada al consumo del hogar, comercios y pymes, finaliza 2018 con un crecimiento de más del 7%. Este dato evidencia que la evolución del consumo doméstico-comercial ha sido positiva a lo largo del año.

Por otro lado, la demanda de gas natural para generación de electricidad ha registrado a final de año 61.937 GWh; y se ha registrado también una mayor generación hidráulica en comparación con 2017.

Demanda total de gas natural

Todos estos datos positivos concluyen que la demanda total de gas natural en España en 2018 se sitúa alrededor de los 350.000 GWh, unas cifras muy parecidas a las del año anterior. Cabe destacar también las Comunidades Autónomas en las que más ha crecido la demanda durante 2018: Baleares (29%), Madrid (15%) y Cantabria (13%).

Todos estos datos positivos constatan cómo el gas natural es cada vez más protagonista como energía limpia y segura, y destacan la importancia que adquiere este combustible para garantizar el suministro eléctrico en todo el Estado, y por supuesto, ponen de manifiesto la importancia de las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).

"Marie Curie", el segundo ferry de Baleària a GNL, avanza a buen ritmo

“Marie Curie”, el segundo ferry de Baleària a GNL, avanza a buen ritmo

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El ferry Marie Curie, de la naviera Baleària, una de las navieras pioneras en el uso de gas natural licuado (GNL) a nivel mundial, tiene prácticamente completa su estructura y se está trabajando en la habilitación de las zonas de pasaje y tripulación. Además, tanto los motores como los tanques de GNL y los equipos principales se encuentran ya a bordo. Por otro lado, su gemelo, el Hypatía de Alejandría, está casi finalizado. Se trata de  los primeros ferries propulsados por esta energía limpia que navegarán en el Mediterráneo. Está previsto que el Hypatía de Alejandría empiece a operar próximamente y el Marie Curie unos meses después.

"Marie Curie", el segundo ferry de Baleària a GNL, avanza a buen ritmo

La inversión en la construcción de estos dos smart ships pioneros en el Mediterráneo asciende a 200 millones de euros. Ambos tienen una eslora de 186,5 metros, con capacidad para 810 pasajeros, repartidos en 402 butacas y 123 camarotes. También disponen de 2.180 metros lineales y 150 vehículos, navegan a una velocidad de 24 nudos, gracias a dos motores duales con una potencia de 20.600 KW.

Baleària, pionera en GNL

Para Baleària, el uso de GNL como combustible es una apuesta estratégica, que la ha situado como pionera a nivel mundial en el uso de gas natural licuado. Además de estos dos buques, recientemente ha anunciado la construcción, en los astilleros Armon, del primer fast ferry con motores a GNL que navegará en el mundo.

En este sentido, Baleària tiene previsto en los próximos tres años, que como mínimo la mitad de su flota de ferries navegue con esta energía limpia, y pretende llegar al 100% de la flota en un plazo de diez años.

La naviera destaca por llevar a cabo desde 2012 proyectos relacionados con el gas natural licuado. Además de ser socio fundador de la Asociación Española del Gas Natural para la Movilidad (GASNAM), creada en 2013, mantiene acuerdos estratégicos con Naturgy (con quien tiene un contrato de garantía de suministro de GNL exclusivo hasta el año 2030) y con las empresas suministradoras Rolls Royce y Wärtsilä (para la construcción de motores). Cabe destacar que el año pasado puso en marcha el primer generador de electricidad a GNL en un buque de pasaje, el Abel Matutes, y tiene desde 2015 un plan de formación en GNL para sus tripulantes e inspectores de buques.

Reducción de emisiones

El gas natural licuado es uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente. Su uso implica la reducción de las emisiones de CO2 en un 30%, del NOx en un 35% y la eliminación total del azufre y partículas, lo que tiene un efecto inmediato en la mejora de la calidad del aire y la reducción del efecto invernadero.

En este contexto, las plantas de regasificación como por ejemplo, Bahía de Bizkaia Gas (BBG) garantizan el suministro de GNL en la Península en ese esperado futuro basado en combustibles limpios.

Nauticor y Gas Natural Fenosa realizan el primer bunkering de GNL para el buque “Fure Vinga”

Nauticor y Gas Natural Fenosa realizan el primer bunkering de GNL para el buque “Fure Vinga”

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

La primera operación de bunkering de gas natural licuado (GNL) para el buque “Fure Vinga” -de la empresa naviera sueca Furetank- en Europa ha sido realizada por Nauticor y Gas Natural Fenosa en el Puerto de Cartagena (Murcia). “Fure Vinga” es el segundo buque propulsado por GNL de la flota de la compañía, tras el petrolero químico “Fure West”, que utiliza GNL como combustible desde 2015. El buque recibió 120 toneladas -provenientes de seis camiones- de este combustible tan respetuoso con el medio ambiente.

Nauticor y Gas Natural Fenosa realizan el primer bunkering de GNL para el buque “Fure Vinga”

 

Para Nauticor -proveedor líder de GNL como combustible para buques-, la cooperación con Gas Natural Fenosa –una de los principales operadores de GNL en el mundo- muestra las posibilidades actuales de suministro de GNL. Nauticor ha sido líder en el desarrollo de GNL para aplicaciones marítimas y ha desarrollado una amplia red de localizaciones para el suministro de bunkering de GNL en el noroeste de Europa durante los últimos años.

Los expertos en GNL de las dos compañías decidieron colaborar con el objetivo de llevar a cabo esta operación,  ampliado a su vez, su red de abastecimiento de GNL y poniendo de manifiesto las posibilidades del GNL como combustible marítimo en Europa. “Nuestra experiencia en GNL ha hecho posible que esta operación de bunkering (suministro de combustible de barco a barco) haya sido un éxito, evidenciando al cliente que la disponibilidad de GNL como energía marítima está mejorando cada día”, aseguró Mahinde Abeynaike”, CEO de Nauticor.

“Estamos contentos de que la primera operación de bunkering de GNL para el Fure Vinga en Europa se haya completado sin problemas, gracias a la cooperación de todas las partes involucradas, incluidas la tripulación del buque y las autoridades portuarias, así como a la cooperación entre Gas Natural Fenosa y Nauticor”, afirmó Lars Höglund, CEO de Furetank.

Por su parte, Joaquín Mendiluce, director de Comercialización Mayorista Ibérica de Gas Natural Fenosa confirmó que “con este tipo de cooperación se evidencia que el uso del GNL como combustible marítimo es una solución económica, real y disponible para las navieras, garantizándose el suministro en puertos de distintas áreas geográficas”.

GNL, clave para descarbonizar el transporte marítimo

El uso de GNL como combustible marítimo es también un combustible con gran potencial para descarbonizar el transporte marítimo. La utilización del GNL como combustible marítimo ofrece grandes ventajas: reduce el ruido ambiente en un 50%, las emisiones de CO2 en un 25% y las de NOx y SOx en más del 80%. De esta manera, ayudará a cumplir con la normativa medioambiental, al mejorar la calidad del aire en los entornos portuarios.

Además de esto, la Península Ibérica posee unas infraestructuras gasistas claves para consolidarse como referente europeo en GNL. En este sentido, las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) garantizan el suministro de GNL en la Península e impulsan su utilización al ser un combustible limpio y accesible.

Hoy en día, la flota mundial propulsada por GNL está aumentando entre un 15% -25% anual, así que si continúa en la misma línea, en 2025 podría existir una flota mundial de 300 y 600 buques. Así mismo, se estima que en 2035 el 22% del consumo total de bunkering sea de GNL.

La CE selecciona una iniciativa para el impulso del GNL como combustible alternativo

La CE selecciona una iniciativa para el impulso del GNL como combustible alternativo

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El proyecto “LNGHIVE2: Infraestructure and Logistics Solutions”, coordinado por Enagás, ha sido seleccionado por la Comisión Europea dentro de la convocatoria de ayudas “Conectar Europa”. El objetivo principal de esta iniciativa es impulsar el uso del gas natural licuado (GNL) como combustible en el transporte marítimo y ferroviario.

La CE selecciona una iniciativa para el impulso del GNL como combustible alternativo

Como punto a favor, la Península Ibérica cuenta con 8 plantas de regasificación, entre ellas Bahía de Bizkaia Gas (BBG), y con una posición geoestratégica para consolidarse como referente europeo de GNL. Y es que la Península Ibérica acumula más de 45 años de experiencia en la logística del GNL.

Esta iniciativa, cuyo plazo de ejecución será hasta 2022, está enmarcada en la estrategia institucional de despliegue de puntos de suministros de GNL en puertos y desarrollo del mercado asociado. Además, está promovida por el Ministerio de Fomento, a través de Puertos del Estado y también cuenta con la participación de otros seis socios: la Autoridad Portuaria de Huelva, RENFE Mercancías, ADIF, Saggas, Marflet Marine y Fundación Valencia Port.

Más objetivos de la iniciativa

El proyecto pretende adaptar las plantas de regasificación de Huelva y Sagunto (Valencia) para que puedan ofrecer servicios de abastecimiento de GNL como combustible. Por otro lado, se prevé la introducción del GNL entre el Puerto de Huelva y la terminal ferroviaria de Majarabique, de ADIF, en Sevilla. Concretamente se va a construir una estación de suministro de GNL en la terminal y se va a cambiar una locomotora de tracción diésel a GNL.

La Comisión Europea ha destacado la importancia para el Corredor Mediterráneo, para el crecimiento económico y para las prioridades de la Red de Transporte Europea relativas al uso de GNL tanto en el transporte multimodal como en la descarbonización. Precisamente la descarbonización se presenta como clave en la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias como el “efecto invernadero”.

Mejoras del uso del GNL

El GNL es uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente, ya que contribuye a la mejora de la calidad del aire. Reduce las emisiones de NOx aproximadamente en un 85-90%, las emisiones de CO2 en un 25% y las de SOx y partículas en torno al 100%, todo ello respecto a los combustibles tradicionales. De esta manera, permitirá cumplir con la normativa medioambiental, al mejorar la calidad del aire en los entornos portuarios.

El gas, pieza clave para que la transición energética se cumpla

El gas, pieza clave para que la transición energética se cumpla

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El transporte marítimo y por carretera de larga distancia son las dos principales apuestas del sector de gas natural para los próximos años para facilitar la transición energética hacia una economía descarbonizada en el ámbito de la movilidad. Y es que según la nueva normativa de la Organización Marítima Internacional (IMO), para el 2020 los buques no podrán emitir más del 0,5% de azufre. Aquí es donde el gas natural licuado (GNL) juega un papel fundamental, debido a que no contiene este componente.

El gas, pieza clave para que la transición energética se cumpla

 

Actualmente hay 136 buques propulsados por GNL en todo el mundo y se prevé que en 2020 lleguen a  ser 278. Asimismo, la IMO también acordó reducir las emisiones del sector a la mitad en el 2050, respecto al 2008. Y eso no es todo, el parque de vehículos de gas natural aumentó un 38% en 2017 y se ha registrado un notable avance entre autobuses y camiones, y  aunque en menor medida, también entre taxis.

Gastech 2018

Es en movilidad urbana donde el sector considera que se concentra una mayor competencia, como el gas licuado del petróleo o los vehículos eléctricos. El papel del gas se ha tratado en la 30ª edición de Gastech, el mayor evento del mundo dedicado al sector del gas natural y el gas natural licuado, que reunió el pasado septiembre en Barcelona a alrededor de 30.000 visitantes profesionales.

Compromiso: reducir las emisiones

Casi todos los buques están propulsados por fuel, que es más barato que el combustible empleado en los vehículos terrestres y aéreos, aunque más contaminante por sus emisiones de óxidos de azufre. Precisamente, su combustión supone más del 2% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, según la Agencia Internacional de la Energía (IEA).

Los buques de carga  representan el 90% del transporte de mercancía en el mundo y los cruceros consumen hasta el 10% del crudo mundial. Además, se calcula que existen unos 55.000 buques mercantes, y de entre éstos, los 15 mayores contaminan como 800.000 millones de vehículos terrestres. Precisamente es esto lo que se quiere evitar. El gas natural genera un 25% menos de emisiones de CO2 y un 85% menos de óxidos de nitrógeno.

En este sentido, Baleària está construyendo en el astillero italiano Cantiere Navale Visentini sus dos primeros ferris propulsados por gas natural licuado con motores de combustión interna, que se llamarán Hypatia de Alejandria y Marie Curie, que operarán en el Mediterráneo. La naviera también invertirá 60 millones de euros en remotorizar a gas natural cinco de sus ferries, con los que se prevé reducir anualmente más de 45.000 toneladas de CO2 y 4.400 toneladas de óxido de nitrógeno. El año pasado Baleària ya puso en marcha su primer generador de energía a GNL en un buque de pasaje, el Abel Matutes.

Baleària no es la única que cumple con las normativas medioambientales. Por su parte, Endesa está construyendo también su primer metanero para transportar GNL. Su capacidad es de 180.000 metros cúbicos, lo que equivale a la demanda de un día de toda España o al suministro anual de una ciudad de 170.000 habitantes.

Situación geográfica de España, pieza estratégica

La ubicación de España constituye una gran ventaja estratégica, gracias a su posición como puerta del gas en Europa. En realidad, tiene todos los requisitos para ser referente: una capacidad de regasificación alta y una red fuerte. Las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas  (BBG) se posicionan en un primer plano para garantizar el suministro de GNL en la Península.

Repsol y Enagás apuestan por el hidrógeno renovable

Repsol y Enagás apuestan por el hidrógeno renovable

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

Las compañías Repsol y Enagássocio de Bahía Bizkaia Gas (BBG)- han anunciado que desarrollarán de manera conjunta una tecnología para producir hidrógeno renovable a partir de energía solar. Esta tecnología, propia de Repsol en sus inicios, avanzará con el objetivo de que, a medio plazo, ambas compañías puedan incorporar este gas obtenido por el novedoso proceso de baja huella de carbono  a sus negocios, mejorando así la sostenibilidad y eficiencia. Además, el acuerdo permitirá acelerar la implementación de las mejoras que se obtengan durante la investigación.

Repsol y Enagás apuestan por el hidrógeno renovable

Acuerdo sin precedentes

Se trata de la primera ocasión que Repsol cuenta con un socio para desarrollar innovaciones.  En colaboración con Enagás, acelerará el despliegue de un proceso cuya fase inicial se desarrolló en el Centro de Tecnología de Móstoles (Madrid).

Asimismo, la alianza se ha materializado con la firma por parte del consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz y del consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja. Aunque también estuvieron presentes por parte de Repsol el Director Corporativo de Tecnología y Corporate Venturing, Jaime Martín Juez; y el Director Corporativo de Estrategia, Control y Recursos, Antonio Lorenzo, así como el Director de Transformación de Enagás, Antón Martínez.

Con el acuerdo, las dos compañías impulsarán el desarrollo de la producción de hidrógeno utilizando como fuente principal la energía solar, reduciendo la huella de carbono en más de un 90% respecto a otros procesos empleados para la obtención de este gas.

¿Qué uso se le dará al hidrógeno renovable obtenido?

Repsol podrá utilizar el hidrógeno renovable en sus procesos de refino, produciendo combustibles más limpios con menos azufre; y en el negocio químico, en procesos convencionales como la hidrogenación del caucho.

Por su parte, la petrolera Repsol es la precursora de tres familias de patentes, de las cuales dos de ellas están otorgadas en Europa. Esto representa uno de los 52 acuerdos de colaboración científica que la empresa ha firmado con los principales centros de investigación, así como con universidades de todo el mundo.

También es el resultado del trabajo de investigación previo sobre el hidrógeno que desde el año 2014 lleva a cabo un grupo de investigadores de Repsol, con la colaboración de los expertos del Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC).

Para Enagás, este proyecto se enmarca en la estrategia de desarrollo de energías renovables no eléctricas, como el hidrógeno y el biogás/biometano, que son nuevas soluciones energéticas que pueden desempeñar un papel fundamental en el proceso de transición energética marcado por la UE.

El hidrógeno, clave para la transición energética

La combustión del hidrógeno no contamina ni produce el efecto invernadero. De ahí que se posicione como un vector energético indispensable para reducir las emisiones de CO2 de acuerdo con los objetivos del Acuerdo de París, según el cual una de las metas de la UE para 2030 es reducir sus emisiones en un 40% respecto a 1990.

Scania presenta el primer autobús de larga distancia con motor GNL

Scania presenta el primer autobús de larga distancia con motor GNL

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

La alternativa viable para reemplazar el diésel en los autobuses, sobre todo en rutas de larga distancia,  ya es una realidad. Scania ha presentado en la IAA de Hannover  (la mayor feria de transporte de Europa) su nuevo autobús Scania Interlink Medium Decker -de 13 metros de longitud-. Se trata del primer autobús de larga distancia impulsado por gas natural licuado (GNL) que cuenta con una autonomía de hasta 1.000 kilómetros.

Scania presenta el primer autobús de larga distancia con motor GNL

Nuevas soluciones a la reducción de carbono

 El transporte con GNL es capaz de reducir las emisiones de CO2 en un 20%, al mismo tiempo que reducen los óxidos de nitrógeno y las emisiones de partículas. Además, los niveles de ruido son más bajos. Según aseguró Alexander Vlaskamp, vicepresidente sénior, jefe de Scania Trucks en la IAA de Hannover -feria líder mundial de movilidad, transporte y logística-: “Estamos en la cúspide de un cambio importante en el sector del transporte pesado. Scania tiene como objetivo allanar el camino para todos los vehículos de emisiones cero y bajas emisiones que necesitan las empresas para llevar a cabo las diversas operaciones de transporte”.

De esta manera, el fabricante Scania se prepara para las nuevas limitaciones al uso de combustibles derivados del petróleo, que limita su uso en Europa para el año 2050. “Todas las formas de transporte deberán ajustarse para cumplir con el objetivo de reducción de carbono establecido en el Acuerdo de París”, puntualizó Vlaskamp.

Vehículos de nueva generación

La sostenibilidad fue el tema principal de Scania en la IAA de Hannover, así como la gama de autobuses y autocares con combustibles alternativos: desde Scania Citywide LE Suburban híbrido hasta el Scania Interlink High Decker con HVO (aceite vegetal hidrotratado). Con esta iniciativa, Scania da un salto importante hacia el futuro del transporte pesado, liderando el mercado de vehículos con emisiones bajas de carbono y cero.

Entre las novedades, Scania presentó toda su gama de vehículos de nueva generación, concretamente los medios para el transporte de larga distancia, para el sector de la construcción y para el transporte de áreas urbanas. Todos ellos impulsados por combustibles alternativos. Además, la compañía aumenta la gama de soluciones de combustible alternativo, con la introducción de un autobús con batería eléctrica Citywide Low Floor, que ya está circulando por la ciudad sueca de Östersund.

La compañía aumenta todavía más la amplia gama de soluciones de combustible alternativo en el mercado, con la introducción de un camión híbrido enchufable que estará disponible para 2019. Mientras se realiza un descanso, los conductores podrán recargar las baterías en tan sólo 20 minutos. Además, éste se podrá utilizar las 24 horas del día, ya que por su contaminación y por su bajo ruido está habilitado para trabajar durante toda la noche.

Por último, Scania ha creado el servicio Scania Zone, para ayudar a las empresas de transporte y conductores a cumplir con las diferentes regulaciones locales que están teniendo lugar en toda Europa como restricción de emisiones, limitación de ruido, límites de velocidad, etc.

Beneficios del hidrógeno y el gas natural en el transporte

Beneficios del hidrógeno y el gas natural en el transporte

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El uso del gas natural en el transporte ayuda a mejorar la calidad del aire en las ciudades llegando a reducir hasta niveles casi nulos las emisiones contaminantes que afectan a la salud: reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en un 85%, y en un 96% las emisiones de partículas sólidas PM. Además, supone la eliminación total de las emisiones de azufre (SO2), una reducción de monóxido de carbono (CO) y de CO2 en un 25%, ayudando a atenuar el efecto invernadero.

Beneficios del hidrógeno y el gas natural en el transporte

Lo mismo le ocurre al hidrógeno. En su combustión, no genera sustancias contaminantes, sólo vapor de agua. Por ello, no crea problemas de emisión de gases de efecto invernadero, lo que hace que sea un combustible interesante como sustituto de los combustibles fósiles. Este hecho hace que el hidrógeno se posicione como un vector energético primordial para reducir las emisiones de CO2 de acuerdo con los objetivos del Acuerdo de París, según el cual el objetivo de la Unión Europea para el año 2030 es minimizar el total de sus emisiones en un 40% respecto a 1990.

En este sentido, tanto el gas natural como el hidrógeno ofrecen importantes ventajas. Por ejemplo, el hidrógeno puede transformarse en diferentes formas de energía como electricidad, gas sintético y calor. Por su parte, el gas natural también juega un papel esencial puesto que es la energía tradicional con menos emisiones y la mejor aliada de las renovables cuando éstas no están disponibles.

Asimismo, el gas natural es uno de los combustibles alternativos más limpios disponibles en la actualidad. Y es que la propia composición del gas natural genera 2 veces menos emisiones de NOx que el carbón y 2,5 veces menos que el fuel-oil. También se caracteriza por la ausencia de cualquier tipo de impurezas o residuos, lo que descarta cualquier emisión de partículas sólidas.

Gracias a sus dos variantes en GNC o GNL, el gas natural satisface la demanda de los diferentes tipos de transporte, que van desde turismos, servicios públicos, camiones de distribución, camiones pesados de larga distancia, sin olvidar el transporte marítimo y ferroviario. En definitiva, el uso del gas natural tanto en el transporte por carretera como marítimo es un combustible de gran potencial.

Proyecto CORE LNGas hive

Y hablando de transporte, el proyecto CORE LNGas hive nació con el objetivo de apostar por la eficiencia energética y la sostenibilidad en el sector transporte, sobre todo marítimo, a través del impulso del GNL y de incrementar la visibilidad europea del sector Ibérico del GNL. Precisamente, el impulso que aporta este proyecto ayudará a que España se convierta en un referente europeo en la utilización de GNL; se consiga un transporte marítimo más eficiente y respetuoso con la calidad del aire, y que se beneficie de su posición geográfica estratégica.