Archivo del Autor: Redacción Coonic

El gas natural licuado destaca como energía limpia y respetuosa con el medio ambiente

El gas natural licuado destaca como energía limpia y respetuosa con el medio ambiente

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Un informe publicado por Sea\LNG y SGMF demuestra que al utilizar el GNL como combustible para el transporte marítimo, se reducen casi al 100% las emisiones de SOx, el 85-90% de las de NOx y el 23% de CO2 en relación con los combustibles marinos convencionales.

El gas natural licuado destaca como energía limpia y respetuosa con el medio ambiente

De esta manera, los buques alimentados con GNL suponen, hoy en día, la alternativa más limpia y ecológica de este tipo de transportes, sobre todo, ante la preocupación por reducir al máximo el impacto de la huella de carbono de la industria del transporte marítimo.

Ayuda mucho que el uso del GNL esté creciendo tanto como combustible de buques. Y es que los buques alimentados con GNL suponen la alternativa más limpia y sostenible. En esta ocasión, fue Axpo Iberia –una de las principales comercializadoras de GNL en España- quien participó en una relevante operación de carga destinada  al uso del GNL combustible marino mediante una operación de venta de gas natural licuado a la compañía holandesa Titan LNG, cuyo destino final es el aprovisionamiento para combustible marítimo para el buque Sleipnir, el buque grúa semi-sumergible más grande del mundo.

Precisamente esta operación de carga  a buque tuvo lugar en la planta de regasificación del puerto de Bilbao (BBG) con una carga aproximada de 1.250 toneladas de GNL, equivalente a 19 GWh, al buque Coral Fraseri. Siendo el destino final el buque Sleipnir. Sin duda, una solución ecológica para la industria del transporte marítimo que elimina la contaminación por SOx y PM.

BBG contribuye a la utilización de GNL como combustible limpio

En este contexto, la planta de regasificación Bahía de Bizkaia Gas (BBG) garantiza el suministro de GNL en la Península y contribuye a esta estrategia que impulsa la utilización de GNL como combustible limpio. Seguramente, en un futuro no muy lejano el GNL será el combustible por excelencia del transporte marítimo, al ser una de las energías más limpias y respetuosas con el medio ambiente, además de ser clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar la calidad del aire y contribuir a un futuro sostenible.

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

El uso del gas natural como combustible sigue aumentando notablemente entre las navieras. Y es que el uso del GNL, energía limpia y sostenible, tiene una repercusión inmediata en la calidad del aire y el efecto invernadero, puesto que reduce un 30% las emisiones de carbono (CO2), un 85% el dióxido de nitrógeno (NOx) y elimina totalmente las emisiones de azufre y partículas. El GNL es, sin duda, uno de los combustibles fósiles más respetuosos con el medio ambiente.

La importancia del uso de GNL en ferrys: energía más limpia y sostenible

 

Y, por supuesto, las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) tienen mucho que ver al respecto, ya que garantizan el suministro de GNL en la Península en el deseado futuro basado en combustibles limpios y además, contribuyen a esta estrategia que impulsa la utilización del GNL como combustible limpio.

Proyectos ecoeficientes

Desde hace tiempo, cada vez más compañías de cruceros están propulsando sus barcos con este combustible alternativo, y están equipándose con maquinaria de nueva generación propulsada con GNL. Es por ello por lo que este combustible está adquiriendo mayor protagonismo, y es posible que se convierta en el combustible por excelencia del transporte marítimo.

Otro de los ferrys de la naviera Balearia –líder en el transporte de pasaje y carga en las conexiones con Baleares-, que navegará utilizando GNL es el ferry Bahama Mama. Baleària -pionera a nivel mundial en el uso de gas natural- está remotorizando este ferry e incorporando novedades tecnológicas para convertirlo en un smartship. Todos los trabajos se están llevando a cabo en el astillero Gibdock de Gibraltar.

Para llevar a cabo las operaciones de remotorización y remodelación, las instalaciones gibraltareñas han tenido que colocar dos tanques de almacenaje de gas de 140 metros cúbicos, cada uno en la zona de popa de la cubierta superior de la nave, tras lo cual se adaptarán sus motores para que puedan ser propulsados por GNL. Este cambio de combustible proporciona grandes beneficios: dejará de emitir 9.257,34 toneladas de CO2 y 885,13 de NOx al año, eliminando por completo las emisiones de azufre y partículas, así como reduciendo los niveles de ruido de funcionamiento en un 50%.

Con vistas al futuro

Balèaria tendrá en 2020 nueve buques propulsados con este combustible y está inmersa en proyectos que le permitirán disponer de más buques navegando a gas en los próximos 2 años. Durante 2020 se llevarán a cabo otras tres remotorizaciones: en el buque Martin i Soler, Sicilia y Hedy Lamarr.

La demanda de gas natural en España durante los primeros nueve meses, récord de la última década

La demanda de gas natural en España durante los primeros nueve meses, récord de la última década

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

La demanda de gas natural en España ha aumentado en los nueve primeros meses de 2019 un 16,9% respecto al mismo periodo de 2018, hasta alcanzar los 294 TWh, lo que supone la cifra acumulada más alta desde 2009. Según Enagás -socio de Bahía de Bizkaia Gas-, este incremento se debe principalmente a una demanda extraordinaria de gas natural para generación eléctrica y a un mayor consumo industrial. Asimismo, también destaca el papel que desempeñan las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).

La demanda de gas natural en España durante los primeros nueve meses, récord de la última década

Concretamente, la demanda de gas natural para generación de electricidad ha llegado a los 85 TWh hasta septiembre, lo que supone un aumento del 99% respecto a los mismos meses del pasado año. En este caso, el aumento se debe al mayor uso en el hueco térmico del gas natural frente al carbón.

Demanda industrial más alta

Por otro lado, la demanda industrial, que representa aproximadamente el 54% del consumo total de gas natural, ha alcanzado 160 TWh durante los primeros nueve meses del año. Esto supone un aumento del 3% respecto al mismo periodo de 2018. Es la cifra más alta hasta el momento. Cabe destacar también que la demanda ha crecido en prácticamente todos los sectores industriales, especialmente en servicios y papel.

Reducción de emisiones

El detonante que ha permitido una reducción del 20% de las emisiones de CO2 en el mix de generación eléctrica durante los nueve primeros meses de año, ha sido la sustitución del carbón por gas natural. Estos datos tan positivos muestran el papel trascendental que juega el gas natural para la garantía de suministro.

Continúa en ascenso la demanda de gas natural

Todos los datos expuestos anteriormente hacen referencia a los nueve primeros meses del año, pero durante el primer semestre ya se vienen recogiendo muy buenos datos. El primer semestre de 2019 se cerró con un crecimiento de aproximadamente 9%, respecto al mismo periodo del año anterior, llegando a alcanzar los 195 TWh, motivados también por una mayor entrega de gas para generación de electricidad y por un aumento del consumo industrial. La demanda de gas natural para el sector eléctrico y la demanda industrial ya habían crecido en el primer semestre del año un 66% y un 4% con respecto al mismo periodo de 2018.

En este contexto, estos datos tan positivos constatan cómo el gas natural es cada vez más protagonista como energía limpia y segura. Destacan la importancia de este combustible que garantiza el suministro y, a su vez, ponen de manifiesto la importancia de las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).

GNL para cumplir la normativa IMO 2020

GNL para cumplir la normativa IMO 2020

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

A escasos meses de la entrada en vigor de la normativa IMO 2020, el 1 de enero de 2020, algunas operadoras tienen establecido su plan de acción y otras aún lo tienen por establecer. Pero, antes de nada conviene aclarar qué es exactamente la normativa IMO 2020. Es la nueva regulación que obliga a los barcos a emplear fueloil con un contenido máximo de azufre de 0,5% frente al actual 3,5%, con la intención de reducir las emisiones de óxido de azufre, sustancia que favorece la contaminación ambiental y la destrucción de la capa de ozono.

GNL para cumplir la normativa IMO 2020

Este nuevo límite impuesto en el contenido de azufre plantea oportunidades y retos para la adopción global del GNL como combustible marino. Se trata de una medida ecológica, y lo que pretende es lograr beneficios para la salud humana y el medio ambiente en todo el mundo, así como la mejora de la calidad del aire.

Y, ¿cómo pueden las navieras cumplir con esta norma? Para llevar a cabo esta medida, el grupo CMA CGM propone tres posibles soluciones para cumplir con la reducción del azufre. La primera, buques propulsados por gas natural licuado (GNL); la segunda, uso de sistemas de calidad del aire (depuradores) a bordo de los buques y, por último, uso de combustibles adaptados a la nueva normativa.

 Gran oportunidad para incrementar el consumo de GNL

La demanda de GNL como fuente convencional de energía en la industria de transporte marítimo continuará en crecimiento debido a las grandes ventajas tecnológicas que permiten cumplir las normas en cuanto a los límites en emisiones de azufre y gases de efecto invernadero. Una oportunidad para que las navieras utilicen combustibles más limpios y, de esta manera cumplir la norma IMO 2020.

Y es que a pesar de que otras tecnologías puedan utilizarse para cumplir con la nueva normativa, el GNL es la que puede satisfacer los requerimientos respecto a los tipos de emisiones como el azufre, óxidos de nitrógeno, dióxido de carbono y partículas de materia. Además, no requiere ninguna instalación de procesos adicionales en las embarcaciones.

A tener en cuenta también que el GNL es un combustible que se adapta a las condiciones futuras y reduce en un 50% el ruido. Y otro punto a favor: España tiene grandes ventajas competitivas en infraestructuras y plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG).

El Puerto de Bilbao presenta sus ventajas como Home Port en la feria Seatrade Europe 2019

El Puerto de Bilbao presenta sus ventajas como Home Port en la feria Seatrade Europe 2019

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

La Autoridad Portuaria de Bilbao presentó en Seatrade Europe 2019 Hamburgo -principal feria de cruceros europea- sus principales ventajas competitivas como Home Port. Entre ellas, que la operativa de embarque y desembarque ha aumentado considerablemente en el Puerto de Bilbao estos últimos años, gracias a la inversión en la mejora de sus infraestructuras.

El Puerto de Bilbao presenta sus ventajas como Home Port en la feria Seatrade Europe 2019

La estación marítima de pasajeros, Olatua, es una de las más vanguardistas de todas las europeas debido a su diseño, estándares de calidad y seguridad marítima. Esto le ha ayudado a crecer considerablemente en número de escalas y embarques. Sus nuevas infraestructuras  junto con el atractivo de Bizkaia son los principales reclamos de las navieras como destino turístico. Además, el edificio, que es como un gran contenedor acristalado, se abre hacia los buques para facilitar las maniobras de embarque y desembarque, y para asegurar la comodidad de los viajeros que pasan por la terminal.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria de Bilbao expuso también en Hamburgo su oferta para atender a buques que utilizan gas como combustible. Desde hace ya varios años es un gran referente europeo en materia de transporte sostenible, y ofrece a las navieras alternativas de suministro de GNL.

Precisamente en febrero de 2018, la sociedad ITSAS GAS, participada por el Ente Vasco de la Energía, y las empresas privadas Remolcadores Ibaizabal y la Naviera Murueta, realizaron la primera prueba piloto de carga de GNL de un barco a otro que se realiza en todo el sur de Europa. Esta operación de bunkering posiciona a Euskadi como referente europeo en materia de transporte sostenible en el mar y sitúa  a los puertos vascos como referentes para repostar GNL. Sin duda, más eficiente y menos contaminante. Concretamente, este combustible fósil reduce las emisiones de dióxido de carbono (CO2), entre un 20 y un 25%. Además elimina las emisiones de partículas sólidas, reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) al menos en un 80% y elimina casi en su totalidad las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) y de óxidos de azufre (SOx).

Cold ironing, para reducir emisiones

Asimismo, la Autoridad Portuaria también participa desde hace dos años en un grupo de trabajo sobre el cold ironing. Consiste en conectar el buque en el puerto mientras se mantiene la maquinaria apagada. Gracias a este sistema se evitan las emisiones contaminantes por gases del combustible y los ruidos del motor. Y es que el atraque de un buque genera contaminación acústica y ambiental. Una acertada manera de reducir el impacto contaminante de los buques durante su estancia en los puertos.

La planta regasificadora Bahía de Bizkaia Gas ha recibido 53 barcos desde enero de 2019

La planta regasificadora Bahía de Bizkaia Gas ha recibido 53 barcos desde enero de 2019

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Bahía de Bizkaia Gas (BBG), principal suministradora de gas natural destinado al consumo doméstico, comercial e industrial situada en el Puerto de Bilbao y controlada por EVE y Enagás, ha recibido en lo que va de año 53 barcos y ha cargado un small scale, 19 más que en todo 2018.

La planta regasificadora Bahía de Bizkaia Gas ha recibido 53 barcos desde enero de 2019

Es por ello por lo que, un año más, repite como la regasificadora de mayor utilización en España. Concretamente, opera al 60% de su capacidad (el doble del conjunto de las 6 plantas en funcionamiento en España). El director general de BBG, Javier López, así como todos los responsables de la planta prevén que a final de año se llegue a utilizar al 70%. Cifras muy alentadoras.

¿A qué se debe esta evolución tan notable? Sobre todo a la alta demanda de gas y también a la procedencia de los buques que transportan el gas natural licuado (GNL) que prefieren hacerlo por la zona atlántica, y eligen la planta ubicada en Bilbao.

Buenos datos del tercer trimestre de 2019

BBG continúa cosechando buenos datos. Concretamente, en lo que va de año ha ascendido considerablemente el número de descargas de barcos en la planta de Bilbao (53 barcos y ha cargado un small scale). Sin duda, datos muy positivos.

Aidanova, el barco de cruceros que navega exclusivamente con gas natural licuado

Aidanova, el barco de cruceros que navega exclusivamente con gas natural licuado

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Aidanova, el crucero con base en Palma que zarpa los sábados a Civitavechia (Roma), y los viernes regresa a Palma desde Barcelona, es el primero que usa Gas Natural Licuado (GNL) tanto al navegar como cuando está amarrado en el puerto. Y por ello, por su carácter pionero y ecológico, ha sido galardonado con el premio Blue Angel (es el primero que lo consigue), por lo que es un claro ejemplo del compromiso de la industria con el medio ambiente.

Aidanova, el barco de cruceros que navega exclusivamente con gas natural licuado

De momento, el Aidanova no puede recargar sus depósitos con GNL en el puerto de Palma, puesto que no cuenta con este servicio, pero lo hace en el Puerto de Barcelona donde pueden reabastecerse con este combustible.

Compromiso con el medio ambiente, sostenibilidad e innovación

La naviera Aida Cruises programa que a finales de 2020 doce de sus catorce barcos podrán utilizar energía renovable. De esta manera, prevén que en 2023 hasta el 94% de los pasajeros viajen en barcos que puedan ser operados con combustibles fósiles más limpios y con bajas emisiones con el objetivo de minimizar su impacto ambiental y aumentar su eficiencia.  Y es que el uso de GNL evita casi en su totalidad las emisiones de partículas y óxidos de azufre, mientras que las emisiones de óxidos de nitrógeno y CO2 se reducen de manera sostenible. En este contexto, la planta de regasificación de Bahía de Bizkaia Gas (BBG) contribuye a esta estrategia que impulsa la utilización de GNL como combustible limpio.

El sector de cruceros ha hecho muchas inversiones, llegándose a convertir en los navíos más modernos y ecológicos. Llevan años invirtiendo en tecnologías como barcos propulsados por GNL, sistemas de lavados de gases de escape que eliminan hasta un 50% de los óxidos de nitrógeno, y hasta un 90% de las partículas en suspensión, y cuentan con la opción de emplear conexión eléctrica de tierra (de esta manera ya no tiene que mantener los motores en puerto). Al implementar todas estas mejoras, un barco de crucero consume un 70% menos de combustible por pasajero  que hace 20 años.

¿Cómo es el Aidanova?

Se construyó en los astilleros Meyer (Papenburg, Alemania), y está en servicio desde diciembre de 2018. Posee una eslora de 337 metros y 42 metros de manga. Tiene a bordo 17 restaurantes, 23 bares, una amplia zona de spa, teatro con visión de 360 grados, parque acuático, minigolf, pared de escala, piscina, etc…También cuenta con medidas de eficiencia energética como iluminación LED, filtros, sistemas de depuración de gases de escape…

Los puertos españoles, gran ejemplo en el despliegue del GNL

Los puertos españoles, gran ejemplo en el despliegue del GNL

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

España cuenta con una posición privilegiada para desarrollar el mercado del GNL. Tiene una posición geoestratégica, ya que se encuentra en el cruce de las rutas transoceánicas más importantes, y además, es nexo de unión entre el Mediterráneo, norte de África y Atlántico. Y no sólo eso, también dispone de la infraestructura necesaria, con plantas de regasificación operativas que representan el 40% de la capacidad de almacenamiento de toda Europa y el 5,35% del mundo, y con una dilatada experiencia en los 50 últimos años en logística de este combustible. Por todo ello, España es un país con amplia referencia en el ámbito del GNL.

Los puertos españoles, gran ejemplo en el despliegue del GNL

Sabías qué…

El gas natural licuado llegó a España por primera vez hace 50 años a una planta en Barcelona y ahora afronta su utilización regular como combustible marino alternativo al fuel.

Suministro de GNL a barcos

Como ventaja, cualquier terminal del sistema portuario español puede suministrar GNL a barcos a través de cisternas (Truck to Ship) o contenedores (Container to Ship). Éstas son dos modalidades para el suministro o carga de GNL en embarcaciones.

Actualmente, solo los puertos de Bilbao y Barcelona pueden suministrar GNL a barco de cuatro formas distintas: las dos señaladas arriba y otras dos que son barcazas (Ship to Ship) y terminales de regasificación (Pipe to Ship). Así mismo, cabe destacar que el primer suministro desde barcaza en España se efectuó en enero de 2018 en Bilbao a través del barco Oizmendi.

Aumento de barcos propulsados con GNL

Hoy en día existen más de 150 barcos en el mundo que funcionan con gas natural como combustible y una cartera de pedidos de 125 nuevos hasta 2025. La flota mundial propulsada por GNL aumenta a un ritmo de entre un 15-25% anual. De ahí que si continúa en la misma línea, en 2025 podría haber fácilmente entre 300 y 600 buques. Y por si fuera poco, se estima que en 2035 el 22% del consumo total de bunkering sea de GNL.

Precisamente el uso de GNL en el transporte marítimo permite una reducción del 20-30% de las emisiones de CO2 respecto a los combustibles tradicionales, reduce aproximadamente en un 80% los óxidos de nitrógeno y elimina totalmente las emisiones de óxidos de azufre y partículas. Además, el GNL se adapta a la nueva normativa medioambiental que establece que a partir de 2020 el límite de contenido de azufre en el combustible de uso marítimo será de 0,5%, de acuerdo con la Organización Marítima Internacional (OMI) y la directiva europea 2016/802.

¿Qué es el GNL?

Es un combustible producto de la licuefacción del gas natural. Tras eliminar las impurezas, se refrigera hasta una temperatura de -162ºC. Su principal componente, el metano, se licúa a presión atmosférica. Se obtiene un producto inodoro, incoloro, no tóxico, con una densidad de 450 kg/m3 que reduce el volumen del gas 600 veces y que sólo se quema si entra en contacto con el aire en concentraciones del 5-15%.

Cepsa y Redexis implantarán la mayor red de estaciones de repostaje de gas natural de España

Cepsa y Redexis implantarán la mayor red de estaciones de repostaje de gas natural de España

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

Cepsa, compañía energética global y Redexis, compañía integral de infraestructuras energéticas, han alcanzado un acuerdo para la creación de la mayor red de estaciones de repostaje de gas natural vehicular (GNV) en España, con el objetivo de ampliar la oferta de soluciones energéticas y fomentar la movilidad sostenible.

Cepsa y Redexis implantarán la mayor red de estaciones de repostaje de gas natural de España

Las dos compañías se comprometen a dotar a España de una red de cobertura nacional de infraestructuras de recarga de gas natural para vehículos ligeros y pesados, de fácil acceso, y con tiempos de recarga parecidos al repostaje de los hidrocarburos tradicionales.

Con una inversión de 30 millones de euros durante el periodo 2019-2021, Redexis llevará a cabo la construcción y mantenimiento de 50 gasineras situadas en estaciones de servicio de Cepsa en España, con depósitos de gas natural licuado (GNL) y gas natural comprimido (GNC). Por su parte, Cepsa será la encargada del suministro y comercialización. Además, esta alianza pretende alcanzar las 80 estaciones de servicio con suministro de GNV antes de fin de 2023, con una inversión total de 60 millones de euros.

Ventajas del gas natural vehicular

Esta alianza de las dos compañías permite ampliar la dotación infraestructural de repostaje de gas natural en España. Además de acometer nuevos retos en materia de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, ayudarán a impulsar la movilidad a gas en España, tanto para el transporte de personas como de mercancías.

Tanto desde Cepsa como desde Redexis señalan que el gas vehicular es una alternativa real de movilidad sostenible, puesto que reduce las emisiones de CO2 y elimina la emisión de partículas y óxidos de azufre, mejorando la calidad del aire en las ciudades y, a su vez, reduciendo los niveles de ruido.

Los vehículos alimentados por GNL y GNC tienen más autonomía, son seguros y cuentan con la misma potencia que otros motores de combustión. Asimismo, son aptos para todo tipo de movilidad: conducción urbana, interurbana o de larga distancia.

Por si fuera poco, el GNV como combustible para vehículos ligeros y pesados supone un ahorro de hasta el 30% en coste por kilómetro frente al diésel y del 50% frente a la gasolina. También cuentan estos modelos con la gran ventaja de su gran autonomía. Y es que pueden recorrer hasta 1.300 kilómetros sin tener que repostar, gracias a su doble depósito de gas y gasolina.

Principales ventajas del gas natural

Principales ventajas del gas natural

FacebookTwitterLinkedInEmailPrint

El suministro de gas natural está cada vez más generalizado en España y está disponible en más pueblos y ciudades de la península. Todo ello, gracias a la ampliación de sus redes de distribución que facilita que esté en prácticamente todos los rincones. Y es que el gas natural es una fuente de energía de origen fósil que ofrece numerosas ventajas frente a otras fuentes de energía.

Principales ventajas del gas natural

Eficiencia y menor coste

Su utilización para usos como calefacción, agua caliente o la cocina es más barata que la de la electricidad, de ahí que esté considerada como una de las fuentes de energía más eficientes. El alto rendimiento de este gas se traduce en un consumo de energía más bajo, y, en consecuencia, en un coste menor. Además, su precio no fluctúa tanto como el de otras fuentes.

Reducción de emisiones

Otra de sus grandes ventajas es que su energía es limpia, y por lo tanto, mucho menos perjudicial para el medio ambiente. Su combustión es regulable, no emite partículas en su combustión y produce escasa contaminación, menos emisiones de CO2 que otros combustibles fósiles. Su uso contribuye a evitar el calentamiento global del planeta, reducir el efecto invernadero y mejorar la calidad del aire que respiramos en las ciudades.

Por ejemplo, un vehículo que opera con gas natural reduce la emisión de 95% de partículas contaminantes, 90% de monóxido de carbono (CO), 75% de óxido nítrico (NO) y 25% de bióxido de carbono (CO2), en comparación de la gasolina o el diésel. En definitiva, su uso contribuye a mitigar el cambio climático y la contaminación ambiental.

Ahorro económico

A todos estos beneficios se le suman las ventajas económicas que aporta a sectores clave para el medio ambiente como el transporte. Su ahorro es del 50% frente a la gasolina y del 30% frente al diésel. Este importante ahorro contribuye, junto a la reducción de emisiones y de contaminación acústica, la implantación de esta fuente de energía en el sector del transporte, tanto terrestre como marítimo.

Fuente de energía del futuro

Por último, y no menos importante, destaca por ser una alternativa viable para el futuro, puesto que se encuentra en grandes cantidades en el subsuelo, lo que le hace accesible a todo el mundo. Además, al no pasar por ningún proceso de transformación, no se gastan energías ni se estropea el medio ambiente en transformarlo. Y no sólo eso, una vez está instalado es fácil de conseguir, para acceder a él solo hay que abrir una válvula o grifo.