Previsiones de récord de nuevas construcciones que engrosarán la flota mundial de GNL

Etiquetas: , , , , , , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

Este 2017 será un año de récord en cuanto a flota mundial de gas natural licuado (GNL) se refiere. Esto es lo que apuntan los análisis de expertos y medios especializados que se basan en los datos recogidos hasta agosto y las previsiones hasta diciembre.Así, hasta los primeros ocho meses de este año, se entregaron 27 buques destinados al transporte, el suministro o la producción de GNL y está previsto que se den a sus dueños un total de 28 navíos antes de que termine el año. Es por ello que, con la perspectiva de esas 55 nuevas unidades, se alcance una cifra récord en 2017.

Unos buenos números a los que suma la cerca de una quincena, 14 en concreto, de nuevas construcciones de este tipo de buques que se han contratado a lo largo del presente año.

Buques de ahora y los que vendrán en un futuro

Hasta el momento se han entregado 18 metaneros convencionales, una unidad flotante de almacenamiento y regasificación (Floating Storage Regasification Unit o FSRU), dos buques de producción y almacenamiento de gas natural licuado (Floating Liquefied Natural Gas o FLNG) y 7 buques tanque para el transporte de gas natural licuado a pequeña escala.

De estos 7 últimos mencionados, que cuentan con una capacidad de 27.000m3, 4 son gaseros multiproducto capaces de transportar gas natural y etano. Su funcionamiento, en principio, está pensado para llevar etano desde Estados Unidos hasta industrias petroquímicas en el Viejo Continente.

Por su parte, los otros 3 navíos se han destinado exclusivamente para el suministro de GNL como combustible y son los primeros construidos para tal fin. El Engie Zeebrugge, con 5.100 m3 de capacidad; el Cardissa, con 6.500 m3; y el Corialus, con 5.800 m3, cuentan con motores duales y están dotados de dos tanques de tipo C para el suministro de este combustible a buques que operan en las zonas de control de emisiones (Emission Control Area o ECA) del mar del Norte y el Báltico. Precisamente, la exigencia medioambiental de que los combustibles utilizados en este tipo de áreas no puedan tener un contenido superior al 0,1% de azufre es la que hace idónea la utilización del gas natural licuado.

Y en cuanto a metaneros convencionales encargados, destacan los cuatro de la naviera japonesa Mitsui O.S.K. Lines destinados a ejecutar los servicios de transporte para el proyecto de producción Yamal GNL en la costa norte de Rusia, cuyas fechas previstas de entrega se sitúan entre 2019 y 2020.

La dimensión del ruso, cuya producción anual prevista es de 16,5 millones de toneladas de gas natural, es uno de los proyectos que ha animado a la construcción de nuevos metaneros. De hecho, dará empleo a 15 rompehielos y necesitará otra decena de metaneros convencionales para transportar gas natural licuado a sus clientes finales.

Más demanda

El comercio mundial de GNL creció el año pasado un 8%, unos 20 millones de toneladas, mientras que el aumento de la capacidad de transporte de la flota de metaneros convencionales fue ligeramente inferior. Las previsiones para este 2017 apuntan a un incremento del 13% para el comercio mundial y de un 10% para este tipo de embarcaciones. Asimismo, los expertos vaticinan un aumento de la flota del 6% en 2019 y del 2% en 2020, que se basan en el análisis de las entregas previstas en la cartera de pedidos hasta el momento.

De hecho, la opinión generalizada dentro del sector es que continuará la demanda de más buques los próximos años. Así, en los próximos 12 meses habría que encargar al menos unos 30 metaneros más para disponer de una flota adecuada que atienda la demanda en el horizonte de diciembre de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *