El parque móvil de gas natural se multiplica en los últimos años

Etiquetas: , , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

Hace escasos meses saltaba a la prensa generalista el proyecto innovador en el que estaba trabajando la multinacional de vehículos Seat, que consiste en un punto de repostaje en el domicilio para llenar el depósito de un automóvil de gas natural comprimido (GNC) en unas seis horas. Una muestra más del interés del sector de la automoción por el gas natural como combustible, que se suma a otras como por ejemplo el reciente lanzamiento del primer camión de Volvo con motor de gas natural o la presentación del prototipo de Skoda en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra que monta un motor eléctrico y otro de gas natural. En cuanto a los usuario de vehículos, la tendencia también es al alza: según datos facilitados por la Asociación Ibérica del Gas Natural (Gasnam), el parque móvil propulsado por gas natural no deja de multiplicarse año tras año.

El parque móvil de gas natural se multiplica en los últimos años BBG Bahia de Bizkaia Gas

El gas natural para vehículos se utiliza en más de 20 millones de unidades en el mundo y en todo tipo de vehículos: turismos, furgonetas, autobuses y camiones, carretillas, servicios municipales y también en el transporte marítimo. En España, el parque total de vehículos que utilizan gas natural ha alcanzado las 8.471 unidades en 2017 según Gasnam, un dato que puede parecer escaso en comparación con la cifra global pero que, cotejándolo con los datos del 2016, el crecimiento en el último año ha sido de nada menos que el 38%. Tal es así que el incremento de matriculaciones y de vehículos de gas natural en 2017 supera al de cualquier otra energía alternativa, según datos de Gasnam.

Echando la vista unos años más atrás, la cifra del parque móvil de vehículos que funcionan con gas natural casi se ha triplicado desde el 2010, cuando el total de vehículos de gas natural se situaba en las 2.962 unidades. Entonces, casi el 50% del parque móvil de gas natural estaba formado por autobuses (1.394 unidades), mientras que en 2017 los 2140 autobuses cifrados del parque móvil suponen el 25% del total.

Esto se debe al gran crecimiento que ha experimentado el sector del transporte y la movilidad a través de los camiones de gas natural, que en la actualidad representan el 33% del total de vehículos de gas natural, y también los taxis y vehículos ligeros, que integran el 29% del parque móvil estatal.

Alternativa real y competitiva

Estos últimos datos sobre el parque móvil estatal ponen de manifiesto cómo el gas natural resulta ser una alternativa real y económica para el transporte frente a otros combustibles fósiles, además de una solución ecológica para las ciudades ya que su uso también mejora la calidad del aire.

De hecho, una de las formas más habituales de gas natural en el transporte, el gas natural comprimido (GNC), es el combustible alternativo más empleado en los servicios urbanos según Gasnam; mientras que el gas natural licuado (GNL) se está distinguiendo como “combustible profesional” debido a sus aplicaciones en el transporte pesado por carretera y también por mar, donde los datos también han crecido en 2017.

Y es que este carburante es una solución competitiva a los combustibles más contaminantes como el diésel o la gasolina, ya que su uso supone un ahorro del 30% por kilómetro recorrido respecto al diésel y del 50% en relación a la gasolina.

En el plano ambiental, además, los vehículos de gas natural están considerados como vehículos de casi cero emisiones ya que no emiten óxidos de azufre, de nitrógeno ni partículas en suspensión, mientras que también reducen notablemente las emisiones de CO2 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *