Pablo Pineda ofrece una visión renovada de la discapacidad y el talento en Bilbao de la mano de BBG

Etiquetas: , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El primer diplomado europeo con síndrome de Down expuso el pasado sábado día 11 de noviembre su experiencia vital ante la plantilla de Bahía de Bizkaia Gas, en la jornada “La diversidad en Primera Persona” celebrada en el Museo Guggenheim.

Pablo Pineda, primer diplomado europeo con síndrome de Down y consultor de Diversidad de la Fundación Adecco, protagonizó, en el Museo Guggenheim de Bilbao, su conferencia “La Diversidad en primera persona”.

En su charla, el malagueño realizó un recorrido por su experiencia vital demostrando que valores y actitudes como la perseverancia y la superación, pesan más que cualquier dificultad a la hora de conseguir las metas personales. “Mis padres me criaron exigiéndome lo mismo que a mis hermanos, y es ahí donde está la clave de mi desarrollo profesional, en la normalización”– ha declarado.

Pineda hizo hincapié en la necesidad de no etiquetar a las personas en base a obsoletos prejuicios y a “quedarse con lo verdaderamente importante: la persona, sus valores y su talento, que no tienen nada que ver con tener una discapacidad, ser hombre o mujer o tener 50 ó 20 años”.

Esta ponencia se enmarca en la colaboración que Bahía de Bizkaia Gas mantiene con la Fundación Adecco para fomentar la Diversidad en las empresas.

La diversidad en Primera Persona

Según Montse Izaguirre, coordinadora de la Fundación Adecco en el País Vasco: “En pleno siglo XXI, si las empresas queremos ser competitivas, debemos erradicar los prejuicios y estereotipos, pues son una barrera al talento. Testimonios como el de Pablo son una mina de oro para ayudarnos en esta tarea”.

Por su parte, Guillermo Gonzalez, Director General de de Bahía de Bizkaia Gas comentó: “las empresas tenemos la responsabilidad de impulsar un cambio de mentalidad social que normalice la discapacidad y ponga la atención en lo que realmente importa: las competencias y valores personales. El ejemplo de Pablo Pineda es vital para descubrir el potencial de la discapacidad y percibirla como un valor añadido en lugar de como un hándicap”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *