El sector gasista europeo se reúne para frenar el cambio climático

Etiquetas: , , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

La Asociación Española del Gas (SEDIGAS), con motivo de la reunión anual, unía sus fuerzas con la patronal europea del sector del gas, Eurogas, para frenar el cambio climático y especialmente las emisiones de CO2 en todos los sectores de actividad. En esta convocatoria, además de otorgar protagonismo al gas natural como mejor aliado para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, también se presentaba el Informe “Contribución del gas a la calidad del aire” donde se explica cómo una mayor presencia del gas mejora la calidad del aire en las ciudades y contribuye a alcanzar los objetivos impulsados por la administración europea para el año 2030: reducción de un 40% las emisiones de carbono, aumento de un 27% de las energías renovables y un incremento en la eficiencia energética de también un 27%.El sector gasista europeo se reune para frenar el cambio climático

En la convocatoria el presidente de SEDIGAS, Antonio Peris, destacaba que en el territorio nacional es posible alcanzar dichos objetivos contra el cambio climático en caso de poner en marcha medidas rápidas a la vez que económicamente viables. Las claves: el reemplazo de los combustibles más contaminantes como el diésel y la generación eléctrica a través de ciclos combinados.

Para ello, el propio Peris ponía en relieve al gas natural como mejor energía gracias a las propiedades de este carburante, que lo convierten en el combustible fósil más respetuoso con el medioambiente y en un hidrocarburo flexible que permite su aplicación en el parque móvil, en el sector del transporte, en otros medios como el sector marítimo o ferroviario e incluso, en el medio aéreo.

El estudio “Contribución del gas a la calidad del aire” ve la luz

En esa misma reunión anual, las distintas corporaciones presentes aprovechaban la ocasión para presentar el estudio “Contribución del gas a la calidad del aire”, un documento que tiene como objetivo cuantificar el impacto del incremento de la penetración del gas natural en el transporte urbano por carretera, el sector residencial y terciario en las emisiones contaminantes que afectan la calidad del aire de las urbes y al cambio climático.

El estudio, que emplea una metodología de análisis según el número de población en las ciudades, ratifica cómo se podría reducir las emisiones de todos los gases contaminantes en un 5% en ciudades de las características de Madrid o Barcelona en caso de reemplazar un 5% del parque de vehículos pesados y turismos de combustibles convencionales por uno que funcione con gas natural.

En el ámbito de las calderas domésticas, aunque el gas natural es el combustible preferido por los hogares españoles, el margen de mejora es importante ya que la cifra de todos los gases contaminantes podría verse reducida gracias a una sustitución de todas las calderas de carbón de las ciudades españolas, del 20% de las de gas licuado de petróleo (GLP) y del gasóleo para calefacción, o tipo C.

Este descenso de contaminantes sería, además, en importantes elementos nocivos como el material particulado (PM) o popularmente conocido como partículas en suspensión, una de las variables más importantes a la hora de analizar la calidad del aire, y también en el dióxido de azufre (SO2), uno de los elementos indispensables para la precipitación de lluvia ácida.

En este contexto; Bahía de Bizkaia Gas (BBG), además de ser una de las principales vías de suministro del respetuoso gas natural para toda la región ibérica, también posee fuertes compromisos ambientales refrendados en los distintos certificados sobre medio ambiente, seguridad y salud laboral; que convirtieron a BBG en la primera planta de regasificación de España en obtener dichos documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *