El primer ferri de España con un motor a GNL surca ya el Mediterráneo

Etiquetas: , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El gas natural licuado (GNL) sigue dando pasos para convertirse en el combustible del futuro en el transporte marítimo. El último de ellos es la puesta en marcha del primer motor a GNL en un ferri de pasajeros en España.

El primer ferri de España con un motor a GNL surca ya el Mediterráneo. Foto: GNF

La iniciativa, impulsada por Baleària y Gas Natural Fenosa, tiene como objetivo reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire tanto en los entornos urbanos como portuarios de Barcelona y Palma de Mallorca, y está incluida en el proyecto Cleanport que busca demostrar la viabilidad de un transporte marítimo basado en energía alternativa y limpia, como el gas natural.

El desarrollo e instalación del motor auxiliar del ferri, además de un tanque de 30m3 de GNL (con una autonomía de una semana), se ha llevado a cabo en la embarcación Abel Matutes que cubre la ruta entre Barcelona y Palma de Mallorca diariamente.

Con la aplicación de este innovador sistema, se consigue una reducción de emisiones de cerca de 4.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), más de 60 toneladas de óxido de nitrógeno (NOx) y aproximadamente 6 toneladas de óxido de azufre (SOx). Un ahorro que se produce gracias al uso de gas natural en las maniobras de aproximación y salida del puerto además de su uso durante el tiempo de atraque, para la producción de energía eléctrica a bordo en lugar de los sistemas actuales de generación.

La UE impulsa el gas natural licuado (GNL)

Esta nueva medida hacia un transporte sostenible está englobada en la iniciativa Cleanport, que persigue certificar la viabilidad de un sistema de transporte que funcione con energía alternativa y limpia, mediante la generación auxiliar de gas a bordo. Un proyecto enmarcado, además, en las directivas europeas 2014/94/UE, en el Clean Power for Transport Package y también en el programa CORE LNGas Hive; que buscan impulsar el suministro de GNL como combustible marítimo en Europa y en la Península Ibérica además de crear una sólida  infraestructura de recarga de GNL en los puertos de los Estados miembro. La meta es que el 31 de diciembre de 2025 las embarcaciones de navegación interior o marítima que usen GNL como combustible puedan circular a través de la red básica de la RTE-T (Red de Transportes Europea Unificada).

El gas natural licuado es más limpio y respetuoso que cualquiera de los carburantes habituales en el medio marino, como el fuel oil o el diésel marino. En comparación con éstos, el GNL reduce las emisiones de dióxido de carbono (CO2), entre un 20 y un 25%, y también elimina las partículas sólidas en suspensión, causantes de la polución en los entornos urbanos. Asimismo, reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) al menos en un 80% y elimina prácticamente las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) y de óxidos de azufre (SOx).

En este contexto, las plantas de regasificación como Bahía de Bizkaia Gas (BBG) se posicionan en un primer plano para garantizar el suministro de GNL en la Península en ese futuro apoyado en combustibles limpios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *