El gas natural mejora la calidad del aire en las ciudades

Etiquetas: , , , ,

FacebookTwitterGoogle+LinkedInEmailPrint

El último informe de la asociación española del gas (SEDIGAS), “Contribución del gas a la calidad del aire” revela cómo el gas natural es uno de los mejores aliados en la actualidad para mejorar la calidad del aire en las ciudades de una forma económica para el consumidor. El estudio, que analiza el estado de la contaminación en 17 ciudades españolas, concluye que en los sectores del transporte, industria, uso doméstico y para generación eléctrica el uso del gas es una solución eficaz a la vez que económicamente eficiente para reducir la contaminación atmosférica gracias a sus propiedades.

gas natural mejora la calidad del aire en las ciudades

En la actualidad, la contaminación en ciudades como Madrid o Barcelona es uno de los principales problemas ambientales que, a su vez, constituye también un perjudicial problema para la salud de todos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta polución es la responsable de alrededor de doce millones de muertes al año en todo el mundo y casi la mitad de esas muertes son a causa de neumonías en menores de cinco años.

Los principales componentes tomados para medir la calidad del aire en las poblaciones según la OMS son las partículas en suspensión (PM), el Ozono (O3), Dióxido de Nitrógeno (NO2) y el dióxido de azufre (SO2). A la vez que estos elementos influyen en la calidad del aire, el dióxido de Carbono (CO2), el Óxido Nitroso (N2O) son quienes contribuyen al efecto invernadero. Todos estos elementos están presentes en los combustibles fósiles de hoy en día.

De hecho, el sector del transporte en las ciudades es el principal responsable de emisiones de partículas sólidas en suspensión (PM) y en menor medida, del dióxido de azufre (SO2). Ante esto, el informe presentado por SEDIGAS pone en relieve cómo los vehículos de gas permiten mejorar la calidad del aire en las ciudades al reducir las emisiones de los principales gases contaminantes. Por ejemplo, la sustitución del 5%  de los vehículos pesados y turismos de gasolina y diésel por vehículos a gas natural, sólo en las ciudades de Madrid y Barcelona, podría reducir las emisiones de todos los contaminantes en el mismo porcentaje. Un valor que se reproduce tanto en ciudades  grandes (de 500.000 a 1.000.000 habitantes), medianas (entre 250.000 y 500.000 habitantes) y pequeñas (inferior a 250.000 habitantes).

A su vez, otro de los grandes aliados para eliminar las emisiones de PM y SO2 en un 24,8% y 25,7% sería el cambio de un 20% de calderas a carbón por unas de gas natural y gasóleo, respectivamente. El gas natural es, de hecho, el combustible fósil más empleado para la calefacción en su uso doméstico y residencial; 21% frente al 18% de la biomasa. La electricidad sigue reinando en este punto con el 41%.

Medidas para aumentar la penetración del gas

El mismo estudio aporta distinta medidas para la mejora de la calidad del aire gracias al gas natural, si bien estas propuestas coinciden con las medidas de los distintos planes de calidad del aire de ámbito nacional, autonómico y local. Algunas, incluso, están vigentes o en fase de estudio:

-Límites de gases contaminantes más restrictivos

-Fomento de uso de vehículos a gas natural

-Limitación de la circulación en escenarios e emergencia

-Subvención y ayudas para la conversión a gas natural

-Incremento del número de estaciones de servicio con gas natural

-Aplicación de nuevas políticas de eficiencia energética en viviendas.

-Impulso al plan renove de calderas domésticas

-Apoyo al etiquetado de viviendas según su eficiencia energética

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *